martes, 2 de julio de 2013

CONDENADOS?

Cada día que me siento frente al televisor para saber qué ocurre en el resto del mundo, gano una nueva arruga en la frente y en el alma. Salgo a la calle, bajo al metro, camino, compro, como y trabajo entre desconocidos, y en todos y cada uno de ellos encuentro la misma mirada sumisa, desganada, derrotada ¿condenada?
No sé si esto parará. No sé si seremos capaces de hacer frente a tanta corrupción, abuso de poder y opio gratuito para embrutecer los sentidos y anular la voluntad. Nunca tuve fé, pero ahora, menos que nunca, ya no creo en ellos, en los que se autodenominan poderosos. Tan sólo una chispa de esperanza se esconde oculta entre tanto pensamiento negativo, en nuestras manos está sacarla a la luz e insuflarle vida, no dejar que se extinga esa llama utópica que quiere creer que un mundo mejor es posible.  


















"Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra tí; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada."
AYN RAND (1950)

"No hay nada que pueda quitar la libertad a un hombre salvo otros hombres.
Para ser libre, un hombre debe ser libre de sus hermanos".
AYN RAND

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya que estas aquí, podrías decirme que te parece todo esto! Vuelve pronto! Un saludo,
Mme. Butterfly.