sábado, 14 de mayo de 2011

CARTA DE CELESTE: PRIMAVERA EN MADRID


Mi querida Butterfly,


He buscado un momento para escribirte y ahora que lo he encontrado no me salen las palabras. Son tantas las cosas que tengo que contarte…
Lo importante: todo está bien, he vuelto. Retomé mi trabajo aquí en Madrid, y de nuevo la rutina se ha instalado en el día a día. Hay días mejores y otros peores, y la llegada de la primavera contribuye un poco a aliviar el frío que siento en el alma. Pero estoy bien. Pensaba que me costaría adaptarme, que lloraría largamente al amigo perdido, que no lo superaría… pero me ha sorprendido encontrar en mí misma una serenidad desconocida.
Las primeras semanas anduve como en estado de shock, como ida, incapaz de reaccionar, de pensar, ni de expresar mi dolor. Y al cabo de unos pocos meses empiezo a aceptar que esa es mi forma de actuar y todo parece confirmar que sigo siendo una chiflada.
A veces pienso que la tristeza, más que un estado de ánimo puede ser una forma de vida, y me siento un poco así, viviendo una vida triste, con el vacío instalado en el pecho, con la cabeza vacía, rodeada de gente vacía y palabras vacías, viviendo sin vivir, sin sentir. No te alarmes, sé que es mi propio vacío el que me hace ver sólo esa faceta gris, pero espero salir de este letargo anímico y que todo vuelva a ser como era, hace tan solo un poco más de un año…

Volver a Madrid supuso en parte un alivio, dejar atrás momentos dolorosos. No vine sola, ya te conté que Estrella y su niño se instalaban aquí y, aunque hasta después del verano el traslado no será definitivo (nuevo piso, nuevo colegio, nuevo trabajo…) he estado ayudándoles y acompañándoles. Vamos tejiendo los hilos de una amistad basada en el mutuo apoyo y en recuerdos, y en el deseo de encontrar las claves de esa felicidad envidiada, ansiada y merecida.

El regreso me ha deparado además un reencuentro con mi señor padre. Preocupado por mi ausencia prolongada, tuvo el detalle de sentarse a escuchar toda la historia, a ofrecerme su apoyo e incluso de interceder ante mi odiado jefe para que recuperase el puesto abandonado. Según te escribo estas letras me doy cuenta de cómo ha afectado todo lo ocurrido en mi forma de ver la vida, hace meses hubiese criticado duramente a mi padre con cualquier excusa, le hubiese echado en cara mil cosas aprovechando su gesto de acercamiento, hubiera montado en cólera ante cualquier intento de ayuda… esta vez nos fundimos en un abrazo y deje que me hablase como a su niñita de siempre. Es un alivio. Parece que, a pesar de todo, aún conservo algunos pedazos de corazón. Soy humana, necesitaba consuelo, y nadie es tan frío como intentamos parecerlo. Ahora hablamos casi todos los días. En fin, ya sabes… no quiero aburrirte con el tema.

Como te he dicho, volví a la oficina, donde no deja de sorprenderme la pasta que me pagan por lo poco que hago. Es todo tan absurdo e intrascendente! Asisto a largas reuniones en las que pasamos horas divagando sobre cómo camuflar con emociones y falsos sentimientos la falta de creatividad y de medios.
Vendemos coches utilizando como gancho a los niños de los posibles compradores, cervezas empleando un humor absurdo, electricidad a golpe de sentimentalismo… yo hago como que escucho atentamente y me evado mientras mi mente repasa las letras del último disco de Vetusta Morla, y cuando me llega el turno de hacer mi presentación digo la primera gilipollez que me viene a la cabeza. Y siempre, siempre, hay dos o tres compañeros que se deshacen en elogios y desarrollan la idea hasta convertirla en algo vendible…
Sospecho que no engaño a mi jefe, que me mira con el ceño fruncido y casi ni me dirige la palabra. Pero él es el otro “raro” de la oficina, así que lo mismo hasta me entiende.
Y luego hay una chica nueva, una ejecutiva de cuentas que entró mientras yo no estaba, que me mira siempre fijamente y muy callada, aunque luego me evita en los pasillos, en el ascensor y en la sala del café. Me gustaría saber qué piensa. He decidido que en la próxima reunión no la quitaré el ojo, a ver cómo reacciona. El trabajo se ha convertido en un aliado a la hora de ocupar las horas, incluso de perderlas.
Y así me paso los días, experimentando con la gente, llevando al límite su paciencia o provocando su reacción, en la oficina, en la calle, en los semáforos, en el parque… evitando pensar por qué cojones ocurren ciertas cosas a ciertas personas y la vida sigue adelante como si nada, por qué siento esta necesidad de saber y entender, por qué no hay forma de tener una cabeza normal, libre de preguntas sin respuesta, normal… quisiera saber qué es ser normal, si algún día volveré a encontrar a alguien con quien disfrutar de una pequeña conversación intrascendente, tomar una caña sin prisas o compartir un pitillo, sin preguntarme en silencio ¿por qué yo?.
¿Por qué conmigo?
Quizá la suerte exista y vuelva a tropezarse conmigo. Hoy solo puedo pensar que soy una especie de imán de problemas e intento no implicarme demasiado en nada, pasar desapercibida, hacer el menor ruido posible para no volver a hacer daño a nadie. Y no es tan malo estar sola. No es lo mismo que "sentirse sola". Yo no me siento así. Tú siempre estás ahí, y ¿qué más podría necesitar?
Sé que cuento contigo pero siento que llevo una carga que no deseo compartir ahora, no debo contagiarte, y debes saber que solo el hecho de escribirte me desahoga y alivia, más de lo que crees. A veces pienso en ir a verte pero es más fácil así, me salen mejor las palabras. ¿Sabrás disculparme?

Querida mariposa, no te olvides de mí. Te mando un beso.

Tu Celeste. La loca de Celeste.

Esta entrada es la última, de momento, de las "Crónicas de Celeste". Para conocer el resto de la historia síguela a través de los siguientes enlaces:

QUIEN ES CELESTE? http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2008/12/quin-es-celeste-campoamor.html
LA SONRISA DE CELESTE http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/01/la-sonrisa-de-celeste.html
EL SUEÑO DE CELESTE (I) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/03/el-sueno-de-celeste-i.html
EL SUEÑO (II) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/03/el-sueno-de-celeste-ii.html
EL SUEÑO (III) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/04/el-sueno-de-celeste-iii.html
DESAJUSTES SENTIMENTALES DE LA INCAUTA CELESTE http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/05/desajustes-sentimentales-de-la-incauta.html
HABLAR POR HABLAR http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/10/hablar-por-hablar.html
LENNON Y LOS PINGÜINOS http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/02/lennon-y-los-pinguinos.html
CELESTIADAS: EL DOLOR ES UN HORROR QUE FASCINA http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/03/celestiadas-el-dolor-es-un-horror-que.html
CELESTIADAS (II): SENSACIONES MORALES ENGAÑOSAS http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/03/celestiadas-ii-las-sensaciones-morales.html
CELESTIADAS (III): SENTIMIENTOS QUE DUELEN http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/03/celestiadas-iii-los-sentimientos-que.html
EL SEXO Y BRITNEY SPEARS http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/06/el-sexo-y-britney-spears.html
EPISTOLAS ESTIVALES (DESTINO BARCELONA) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/07/epistolas-estivales-destino-barcelona.html
EPISTOLAS ESTIVALES (BARCELONA II) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/09/epistolas-estivales-barcelona-ii.html
CRONICAS CELESTES http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2011/02/cronicas-celestes.html



martes, 3 de mayo de 2011

AD NAUSEAM.

 
La rabia, desidia, superficialidad y frustración, emborronan mi cabeza. Y temo que hoy no sean mariposas oscuras, de esas tristes pero conocidas. Estas sombras son reales.

Repaso los detalles, busco razones, persigo pistas en conversaciones pasadas y descubro gestos a hurtadillas. No sé cómo llego a la conclusión de que algo ha cambiado. Abrí los ojos y ahora creo que prefiero cerrarlos.

Me asomo a un mundo que creía amistoso, sincero y confortable, y recibo espantosas visiones de envidias, críticas y desprecio. Solía confiar en que cuando alguien te ha dedicado dos minutos de su tiempo lo ha hecho de forma gratuita, por gusto y no por obligación, para descubrir sonrisas falsas, intereses ocultos y mucha, mucha soledad, la infinita y pesada soledad, que como una losa cargan esos bultos grises que hoy no reconozco. Y eso me entristece, por ellos.

Por el rabillo del ojo localizo almas fantasmagóricas que callan y escuchan sin interés, que aguantan pero no deciden, que sacian sus vicios pero no encuentran ningún tesoro en sus propias mentiras, en su vida de papel, en el fondo de su vaso, en su plato vacío ni en sus noches en vela. Son seres cercanos, inmediatos, casi gemelos, pero lejanos. Disfraces y caretas que fingen sonrisas y esconden un aburrimiento infinito, egoístas en sus preocupaciones. Han creado una muralla a su alrededor y están ahí pero no están. No son. Mienten porque no son sinceros y la verdad a medias no es verdad. Se sirven de ti para justificarse, para no estar solos, a solas con su triste, infinita y pesada soledad, y si una vez fuiste un modelo, lo más probable es que no seas ya más que una foto rota sobre la que buscar defectos. Un muñeco usado y roto, que se olvida tirado en un rincón.

¿Por qué perder el tiempo? Marchaos bien lejos, en mi mundo no hay espacio. Buscad a alguien que quiera compartir las gilipolleces con que llenáis los vacíos, con las que olvidáis lo fútil de vuestra existencia y con las que rumiáis los complejos que os atormentan. Buscad alguien que os quiera como sois, si sois capaces, si son capaces.

Yo vivo en una burbuja. El espacio, el tiempo, la vida, el mundo cotidiano donde vagan las almas tristes, esos vampiros de energía que pugnan por absorber tu sonrisa, es algo que me es ajeno.

Mi burbuja se expande para acoger momentos felices al margen del qué dirán, qué pensarán, de políticas y religiones. Y se contrae cuando extiendo las alas que me permiten volar. Y uso mi imaginación, y abuso de mi derecho soberano a la plena libertad de ideas y pensamiento. Y todo está lleno de luz, y música, y palabras bonitas, y risas sinceras, y amigos que saben qué no deben preguntarte jamás porque ellos ya saben. Y no hace falta hablar ya.

Los seres oscuros quedan excluidos para siempre de esa burbuja, desterrados de mi vida, aquí no hay lugar para la mentira, la falsedad o la envidia. Marchaos lejos, renunciad. Alejad vuestras sucias garras de mi burbuja y de los míos. Quitaos la careta e intentad ver vuestra imagen reflejada en un espejo, sed sinceros y cambiad, porque el tiempo es corto y las oportunidades pocas, y la burbuja la construye uno mismo cada día con amor y luz.

Como tantas otras veces, leo, releo y no me entiendo. ¡Cómo iban a comprenderme los demás! Y ¿a quién le importa?

Argumento ad nauseam, o argumentum ad nauseam: falacia en la que se argumenta a favor de un enunciado mediante su prolongada reiteración, por una o varias personas. Utilizada habitualmente por políticos y retóricos, en su forma más extrema puede ser también un tipo de lavado de cerebro.
La expresión ad nauseam es una locución latina que se utiliza para describir algo que continúa hasta llegar al punto de producir náuseas, hasta que todo el mundo se ha hartado del mismo.