lunes, 21 de marzo de 2011

ES TAN CORTO EL AMOR, y tan largo el olvido...

Poema Veinte


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
¡Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos!

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

¡Qué importa que mi amor no pudiera guardarla!
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Yo no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise..
Mi voz buscaba al viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.


Pablo Neruda

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

Hoy 21 de marzo, equinoccio de primavera, celebramos el Día Mundial de la Poesía.

Un tributo a la palabra, a la diversidad, al lenguaje poético. Un homenaje a la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, a la creatividad y la innovación.
El Día Mundial de la Poesía se celebra con el propósito de consagrar la palabra esencial y es una invitación a reflexionar sobre el poder del lenguaje y la capacidad creadora de cada persona, quien a través de la poesía ofrece su particular manera de percibir e interpretar la realidad.
La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue adoptada por la UNESCO.

Hoy es su día. ¡Celebrémoslo!
Ni un sólo día sin poesía.


Qué alegría vivir
sintiéndote vivido.
Rendirse
a la gran certidumbre, oscuramente,
de que otro ser, fuera de mí, muy lejos
me está viviendo.

Que cuando los espejos, los espías,
azogues, almas cortas, aseguran
que estoy aquí, yo, inmóvil,
con los ojos cerrados y los labios,
negándome al amor
de la luz, de la flor y de los nombres,
la verdad transmisible es que camino
sin mis pasos, con otros
allá lejos, y allí
estoy besando flores, luces, habo.

Que hay otro ser, por el que miro el mundo,
porque me está queriendo con sus ojos.

Que hay otra voz con la que digo cosas
no sospechadas por mi gran silencio;
y sé que también me quiere con su voz.

La vida - ¡qué transporte ya! -, ignorancia
de lo que son mis actos, que ella hace,
en que ella vive, doble, suya y mía.

Y cuando ella me hable
de un cielo oscuro, de un paisaje blanco,
recordaré
estrellas que no vi, que ella miraba,
y nieve que nevaba allá en su cielo.

Con la extraña delicia de acordarse
de haber tocado lo que no toqué
sino con esas manos que no alcanzo
a coger con las mías, tan distantes.

Y todo enajenado podrá el cuerpo
descansar, quieto, muerto ya. Morirse
en la alta confianza
de que este vivir mío no era solo
mi vivir: era el nuestro. Y que me vive
otro ser de la no muerte.

Pedro Salinas.
Madrid,1891 -Boston, 1951.
Uno de los grandes exponentes de la Generación del 27.
Imprescindibles: «Presagios», «Razón de amor» y «Largo lamento».
Las imágenes incluidas en este post pertenecen al artista Edu Barbero, cuya Poesía Visual podéis disfrutar en su blog personal: http://edubarbero.blog.com.es/ y en http://edubarbero.artelista.com/

miércoles, 9 de marzo de 2011

ERASE UNA VEZ... MARTA, LA NOVIA ALTA

Érase una vez… una alta novia.
Sentada sobre la cama, rodeada de un montón de revistas de moda nupcial, peinados, folletos de flores y restaurantes, recortes de revistas, catálogos de viajes, listas de invitados, menús… la novia suspiraba e intentaba recoger y poner un mínimo de orden en aquel caos de papeles brillantes y vistosos colores.
Por un momento pensó en huir, salir corriendo y dejar de lado algunas decisiones aún pendientes, los pequeños pero interminables detalles por pulir. Lamentó no poder disfrutar de una cerveza bien fría compartiendo risas y anécdotas con las amigas pues tendría que dedicar toda la tarde del viernes a los preparativos de la boda. Cada vez quedaban menos días y éstos se hacían muy cortos.
-         En fin, al menos en casa puedo echar un cigarrito de vez en cuando. Pensó mientras apagaba en un atiborrado cenicero la enésima colilla.
-         Bueno, nena, al fin y al cabo, no estás planeando cualquier fiesta, sino el evento con el que has soñado toda tu vida. El día en el que te unirás al hombre con quien deseas compartir momentos buenos y malos, formar una familia y envejecer a su lado. Ufffff, suena arcaico, además para lo de los niños ya habrá tiempo. Voy a encender otro pitillo. ¡Jod.., se me ha terminado el tabaco! Lo que faltaba.

Desde hacía un par de meses, cuando la sorpresa de la boda dejó de serlo, la pregunta se convirtió en el tema de conversación general:
- Y los niños ¿para cuándo? Y más o menos fue en ese momento cuando surgieron algunas noches en vela,  los nervios y los arranques de genio. Los despertares con sobresalto y sudores, con la imagen de una novia sin zapatos corriendo delante de un pastel gigante que quiere absorberla… pesadillas de dibujos animados.
Con tanto agobio es fácil perder la calma, pero esta novia, chica lista, lo tiene todo controlado… o casi.
Ella, a pesar de esos pequeños episodios de ansiedad, no ha necesitado llevar una agenda para organizar todas sus citas y planificar actividades, ella va con prisas a todas partes y olvida hacer hoy lo de ayer, y anteayer… y mañana… ¡para eso queda mucho aún!
La novia alta se ríe de los consejos de amigas que le sugieren evitar el exceso de azúcar, grasas, cafeína, nicotina y ¡nada de alcohol!, y se pide otra cerveza con unas patatitas retando a la báscula. Y le salen arruguitas de pura alegría. Nada de relajación, mejor un buen "shock" de estrés, mejor feliz a pesar del cansancio y preocupación! Siempre nos quedarán los anteojeras y los complementos vitamínicos. Energía positiva en vena.
Y cuando una no aguanta más y todo se pone difícil ¡Respira! ¡Cuenta hasta 10! Y recupera la calma. Y duerme tus ocho horas. Si no descansas estarás de malas y se notará en tu cara.

A ver, guapa, un poco de concentración que quedan muchas cosas que organizar aunque tú solo pienses en volver a la rutina. Y la novia se vuelve a sumergir en el mar de folletos y revistas esparcidos por toda la cama que amenazan con instalarse allí para siempre.
Una página suelta de revista llama su atención, en ella lee: “Todo el mundo sabe que el ramo de la novia se lanza a las mujeres solteras pero, ¿sabías que antiguamente se lanzaba un zapato?“
- Mmmmmm, sería divertido liarse a zapatazos con algunas de las invitadas… Esto está interesante. La novia sonríe ante la visión de alguna “amiga” con un ojo morado…Y continúa leyendo: “Otra tradición que también ha cambiado es el uso de la liga pues se acostumbraba que los hombres corrieran detrás de la novia para quitársela y muchas de ellas terminaban bajo una turba de invitados cayéndole encima. Claro está, hoy en día esta tradición ya no es tan común y es el novio el que se la tiene que quitar". Afortunadamente. Más seguro pero menos divertido.
“A propósito del ramo, éste se empezó a usar en el antiguo Egipto, pero en lugar de flores, las novias llevaban hierbas de aroma intenso, como tomillo o ajo para ahuyentar a los malos espíritus”.
Y sigue encontrando más anécdotas: “El pastel de bodas tiene un significado especial. Antiguamente los romanos rompían un pan por encima de la cabeza de la novia como símbolo de fertilidad, los asistentes o invitados recogían las migajas y se las comían. Hoy los pasteles tienen un lugar destacado en los banquetes de matrimonio, pero ¡ojo! representan descendencia y suerte para la pareja, y los novios extienden su suerte a sus invitados al compartirlo.” La novia alta piensa en una invitada en especial que no se irá de su boda sin comer pastel y ¡espera que le hagan rápido un bombo!
- Sí, muchas cosas sobre las novias pero nada acerca de los novios, y es que parece que sólo se casa una y ésto es cosa de dos. Medita enfurruñada, seguramente afectada por la falta de tabaco.
- A ver que encuentro por aquí. Y revuelve los papeles, localiza un folletito de un sastre masculino (el chico de la foto parece muy gay) y lee con curiosidad: “Un mito muy difundido es el que dice que el novio no puede ver a la novia antes de la boda pues entonces la mala suerte los perseguirá”. – Tonterías. Pero por si acaso éste no se acerca en dos días…
“Por otra parte, dicen que si el novio no lleva la corbata bien acomodada seguramente te será infiel.” La novia apunta mentalmente: hablar con novio de cómo se debe arreglar correctamente la corbata para que la novia alta no patee culo de novio.
Y prosigue con su lectura: “Debes saber que no es recomendable que antes de la boda le regales unos zapatos a tu novio pues se cree que éstos le servirán para huir y desaparecer” – Upsss. ¿Y si se los escondo todos?
“Habrás escuchado el refrán: en martes ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes... pues según la leyenda, este día está asociado a Marte, el dios de la guerra. Y si es 13 es peor, pues este número representa al arcano de la muerte.” – No problem! ¿Pero qué pasa con el resto de los días? “Se creía que los lunes son de buen augurio por ser el día de la luna. Los matrimonios efectuados en viernes estarán consagrados por Venus, diosa del amor y la belleza, quien se encargará de que haya cariño por muchos años. De los domingos se dice que es un día bendito pues está lleno de sol y éste llenará de salud, abundancia y felicidad a los esposos.” - ¡Vaya, qué cosas! ¿Pero y si llueve?
La novia hojea una revista en la que recuerda haber visto algo al respecto. – Aquí está. “Si no quieres que llueva en tu boda, rézale a Santa Clara. Hay quienes dicen que si llueve tendrás muchos hijos.” – Pues a mí no me convence… Piensa la novia meditabunda, sopesando los pros y los contras de la lluvia primaveral. - Mejor que no llueva y ya veremos lo de los hijos...

En un folleto sobre regalos encuentra otra curiosidad: “En algunos lugares del mundo se estila obsequiar cajitas con almendras a los invitados. Esto es porque hace muchos años, a cada invitado se les regalaban cinco almendras, las cuales representaban: salud, bienestar, larga vida, fertilidad y felicidad” – Ohhhh, qué detalle. “Además, si deseas que una amiga tuya se case pronto, escribe su nombre en un papelito y guárdalo en tu zapato derecho. Así entrará contigo hasta el altar.” – Creo que me voy a hacer un listadito con todos los nombres de estas solteronas aunque resulte incómodo llevarlo en los zapatos, así todas vendrán conmigo!  Y la novia sonríe pensando ya en las futuras bodas que le esperan.
“Para alejar los malos espíritus hay que tocar el claxon del coche de los novios, por este motivo, en muchos lugares aún es costumbre atar latas a los parachoques de los automóviles para hacer todo el ruido posible.”

 “No olvides llevar el típico detalle azul, te asegurará la fidelidad; algo viejo, que representará el pasado que te forjó como persona; lo nuevo, que alimenta la esperanza de una nueva vida; y, por supuesto, algo prestado; que refuerce la amistad”. – Esto me gusta, voy a apuntarlo. Pero… ¡Diosss, qué tarde es! Se me ha ido el santo al cielo…
Y la novia se levanta apresuradamente para ir al encuentro de su media naranja tirando al suelo buena parte de los asuntos pendientes que, finalmente, guardará en una caja, sin orden ni concierto… Total, una sólo se casa una vez, o al menos ¡eso se espera!

Esto ha sido un intento de cumplir la promesa de escribir un cuento a una amiga que en pocos días se nos casa. En fin, una no maneja determinados recursos narrativos y lo que me sale es poco más que un chiste, pero lo prometido es deuda y espero, al menos, haberla hecho sonreír.

Con todo mi cariño, para Marta, la novia alta.
¡Que seáis muy felices!

martes, 8 de marzo de 2011

DIA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES: 8 DE MARZO

Nunca he sido especialmente reivindicativa en lo que a igualdad se refiere, quizás porque mi parte humanista fracasa en el debate con mi parte egoísta y me reafirmo constantemente en que NO todos somos iguales, pero ese es otro tema que aparto y sobre el que volveré para reflexionar en otro momento.
A veces me molesta la reivindicación de la igualdad de género porque sí, ese enfurruñamiento que se exibe en el empecinamiento por no ser menos. ¿Quién dice que el otro con quien te comparas es más? ¿exigirías esa misma igualdad de estar tú en superioridad de condiciones? Yo disfruto y aprecio mis diferencias y no me siento igual, NO somos iguales, e intento minimizar mis carencias y esforzarme por fortalecerlas... o bien esconderlas.
En lo que todos deberíamos estar de acuerdo, sufriendo como estamos en pleno siglo XXI, es que "a igualdad de obligaciones/deberes, igualdad de derechos", y esa es aún una realidad para la que aún queda mucho camino que recorrer. Lejos de sentirme necesariamente entusiasta con la celebración de un día internacional de las mujeres trabajadoras, siempre he pensado que el día que no sea necesario reivindicar ningún derecho ni mejora será el día que realmente debamos celebrar por todo lo alto.
Lo cierto es que lo que para los hombres y las mujeres fue una consigna histórica, el lema "A igualdad de trabajo, igual salario", hoy muy a nuestro pesar, sigue estando vigente.
Una tiene amigas talentosas y de carácter, y un don especial para no morderse la lengua al decir lo que piensa, y comentando la carta (ñoña, empalagosa y a todas luces políticamente correcta y más falsa que un duro de dos cara de pura hipocresía) enviada a las trabajadoras de una conocida empresa por su dirección (palmaditas en la espalda figuradas que han terminado levantando ampollas), surgió el debate en lo referente a la igualdad de derechos y el por qué de esta celebración.
Como suele suceder, un poco de investigación nos saca de dudas y nos aporta algo de luz en esta oscuridad que es la ignorancia, no deseada pero inherente a nuestra condición humana. Gracias a la recomendación de esa amiga "intelectualoide" pero encantadora, he logrado comprender el origen de tal celebración.

Hagamos repaso.

El Día Internacional de las Mujeres fue puesto en marcha a iniciativa de Clara Zektin en 1910, comenzando a celebrarse con las características reivindicativas de igualdad, unidad y movilización en marzo de 1911. Por tanto, en marzo de 2011 celebramos 100 años de movilización en los que las mujeres del mundo escogen una misma jornada para reivindicar juntas y simultáneamente sus derechos y la mejora de sus condiciones de vida, participación y trabajo.

Clara Zektin (Sajonia, 1957 - Moscú, 1933), junto con sus compañeras trabajadoras y sindicalistas, se mantuvo en primera línea de la lucha contra la doble explotación, de clase y de género, que afectaba a las trabajadoras de su época. Su prioridad fue conseguir el acceso de las mujeres al empleo y la igualdad laboral, como base para su emancipación. Entonces, el sufragio suponía la puerta a la igualdad política y el trabajo profesional lo era a la igualdad económica, a la autonomía personal, a la liberación. Para ello, reclamó para las mujeres el derecho al voto, a la educación, a la participación política y sindical, a igual salario por igual trabajo, a revisar la legislación para avanzar en la igualdad. Reclamó la sociedad en clave de igualdad de género.
La lucha de Clara Zetkin es representativa del movimiento obrero mundial en su conexión con el movimiento feminista. Defendió infatigablemente durante más de medio siglo el derecho a la igualdad en el empleo de las trabajadoras y su derecho a participar en las organizaciones obreras, desde su participación en los partidos socialdemócrata y comunista y en las Internacionales Socialista y Comunista (II y III Internacional, respectivamente), lo que la confirma como referente imprescindible de los movimientos feminista y obrero.
Además denunció que las trabajadoras sufrían peores condiciones laborales que los hombres: ser mujer agravaba la explotación de clase pues tenían vedado el acceso a determinados trabajos, experimentaban jornadas más largas, trabajaban en peores condiciones y cobraban un salario inferior al de los hombres.

De Clara Zetkin son memorables sus actuaciones en las tribunas, entre las que destaca su conferencia en el congreso fundacional de la II Internacional (París, 1889) titulada "Por la liberación de las mujeres", considerada primera declaración política de la clase trabajadora en cuestiones que hoy denominamos de igualdad de género. Consiguió que el Congreso aprobara una resolución para que las trabajadoras reclamaran la igualdad de salario por igual trabajo, rechazando esta discriminación respecto a sus compañeros trabajadores.

En 1992 creó el periódico Die Gleichheit (La Igualdad), publicación de la que fue directora hasta 1917, y que se mantuvo como medio de comunicación dirigida a las trabajadoras, impulsando la igualdad de clase y de género, hasta 1925. Ya en 1907 fue designado como el medio oficial de la I Internacional de las mujeres socialistas en el Congreso de Stugartt, el mismo en que Clara Zektin fue elegida presidenta del Comité de las Mujeres.
En la II Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague en agosto de 1910, presentó una moción para que las mujeres celebrasen internacionalmente una jornada anual dedicada a la lucha por sus derechos, fundamentalmente por el sufragio femenino. Al año siguiente, en 1911, esta jornada se celebró el 19 de marzo en diferentes países. Debido al éxito de movilización y concienciación, se decidió celebrarla con carácter permanente. En 1914 algunos países, como Alemania, Suecia o Rusia ya lo celebraron el 8 de Marzo.
Debido a sus posiciones antibelicistas, entre otras cuestiones, Clara Zetkin abandonó el Partido Socialdemócrata alemán en 1917 y se afilió al Partido Comunista alemán, del que formó parte de su Comité Central (1919-1923). En 1920 fue nombrada, en la III Internacional (Internacional comunista) secretaria internacional de las Mujeres Comunistas.
Diputada en 1927, se exilió a la Unión Soviética cuando Hitler tomó el poder en 1933, muriendo ese mismo año.

Clara Zetkin y las trabajadoras demandaron básicamente lo mismo que se reivindica ahora. Un siglo después hemos avanzado pero no hemos llegado.

Igualdad en el trabajo y en la sociedad.

Igualdad en el empleo, en las prestaciones sociales.

Igualdad y corresponsabilidad.

Renovar la sociedad desde el eje transversal de la igualdad.

Hoy, las mujeres del 2011 podemos reconocemos en esta figura reivindicativa esencial de hace cien años. El 8 de Marzo está vivo.
La fecha fue reconocida como Día Internacional de la Mujer por Naciones Unidas en 1977 y cada año el 8 de Marzo es conmemorada por millones de mujeres y hombres en todo el mundo denunciando las desigualdades, discriminaciones y violencia que afectan a las mujeres, reclamando su erradicación.

Como homenaje a este siglo transcurrido se celebra especialmente esta fecha, simbólica pero efectiva de lucha y concienciación, defendiendo más derechos para todas las mujeres, y más derechos y mejores condiciones para todas las trabajadoras.
Se trata de hacer visible la lucha de las trabajadoras que han actuado en defensa de los derechos laborales, económicos y sociales de las mujeres, persistentemente, todos los días del año en estos cien años, en las calles y en los centros de trabajo, haciendo de cada día un 8 de marzo.
Constituye una de las reivindicaciones que debemos hacer con más fuerza, con voz más potente y sin tregua en la lucha porque esta consigna sea una realidad.

Volviendo a la realidad de 2011, la situación de crisis en la que se encuentra nuestro país ha puesto de manifiesto la debilidad de un modelo económico insostenible: la tasa de paro femenina sigue siendo mayor que la masculina, ocupando los trabajos más precarios y con más temporalidad.
Un estudio reciente del sindicato UGT demuestra que las mujeres siguen teniendo salarios más bajos en trabajos de igual valor que los de los hombres, y por lo tanto pensiones más bajas y en muchos casos inexistentes. En definitiva, la crisis económica incide especialmente en los sectores más desfavorecidos, en el que históricamente se encuentran las mujeres.

A pesar de que por ley se han alcanzado niveles de igualdad y cotas de ciudadanía impensables hace pocas décadas... se siguen reproduciendo comportamientos sexistas, como muestran los datos de violencia de género, de discriminación salarial, de promoción profesional.

A pesar de haber demostrado capacidad para todo tipo de profesiones y quehaceres (las mujeres hoy lideramos empresas, gobernamos países, investigamos, hacemos deporte, dirigimos bancos) la representación de las mujeres se sitúa en niveles muy bajos de participación en los campos económicos, financieros y políticos.

A pesar de estar mejor preparadas académicamente que los varones, e incluso las desempleadas tienen mayor nivel de formación que los desempleados... las mujeres siguen liderando las listas del desempleo y los trabajos mas precarios.

A pesar de que sabemos que ninguna diferencia biológica justifica la exclusión de las mujeres del empleo, y por cierto, tampoco la de los hombres en las tareas domésticas... los estereotipos sexistas siguen vigentes relegando a las mujeres al ámbito de lo privado e invisible y a los hombres al espacio público, visible y valorado.

Por todo ello:

Me sumo a la reivindicación de igualdad de salarios que los hombres en trabajos de igual valor.

Además de la igualdad legal, que ya se ha alcanzado, es necesario seguir luchando por una igualdad real en todos los ámbitos de la sociedad.

Apostamos porque los Planes de Igualdad sean una realidad en todas las empresas que estén obligadas a ello y que sirvan de medio para contribuir a la no discriminación por razón sexo y hacer de la empresa un modelo de desarrollo justo y equilibrado.

Es necesario que las mujeres alcancen puestos de responsabilidad, poder y decisión en todos los ámbitos: económico, político, social... una sociedad democráticamente madura no puede permitirse perder más de la mitad de su potencial.
La igualdad de género es una apuesta justa y económicamente rentable.

La sociedad, ni puede ni debe olvidarse de las mujeres, sin ellas superar la crisis será un reto inalcanzable.

ALGUNAS FRASES DE CLARA ZEKTIN

"La emancipación de las mujeres así como la de toda la humanidad sólo ocurrirá en el marco de la emancipación del trabajo del capital".

"Todas las mujeres, sin distinción de clase, valen políticamente igual como un medio para ganar ellas el derecho a un desarrollo más libre y a una mayor actividad en la sociedad".

"Todo el proletariado debe alzarse al grito de ¡Abajo las barreras legales que privan a las mujeres de iguales derechos políticos!".

"El sufragio femenino está necesariamente ligado a la emancipación económica de la mujer de las tareas domésticas y su dependencia económica de la familia y al incremento de la fuerza de su actividad como asalariada".

Quiero expresar mis agradecimientos a las personas que me han inspirado, hombre y mujeres, con sus comentarios, para realizar este largo post; a las mujeres trabajadoras con las que he compartido experiencias, estudio, trabajo y vida; a la escritora Ana Isabel Álvarez González, por su obra "Los orígenes y la celebración del Día Internacional de la Mujer 1910-1945", publicada en Oviedo, 2000, por KRK Ediciones; y especialmente a Pepa por ser un ejemplo.

Desde mi burbuja particular deseo a todas las mujeres trabajadoras y a todos los hombres trabajadores un feliz día.