martes, 29 de noviembre de 2011

YA NO QUEDAN PRINCESAS


Princesas consentidas molestas con el guisante; apresadas en castillos con trenzas colgantes; princesas sin palacio, princesas caprichosas, princesas tristes y princesas voladoras; princesas que besan sapos, que bailan hasta la medianoche, princesas sin rostro y princesas que brillan, princesas estelares, princesas con un palacio de malaquita y un rebaño de elefantes.
Princesas de ensueño, encerradas en una jaula, prisioneras en una torre, princesas tristes y princesas locas, princesas que viven en un barco. Princesas falsamente muertas, con caprichos, bondadosas, golosas, perezosas, de hielo, con amnesia, de lejanos y exóticos lugares. Princesas de retrato, dormidas, con secretos y pasiones, con ínfulas de reina, traicioneras, celosas, cegadas por el amor, con hada madrina, con madrastras malas, princesas que hablan con los animales y son amigas de enanos.

No esperaba que esos personajes ideales de los cuentos de la infancia tuvieran su reflejo en la realidad, pero sí creía que al final princesas éramos todas. 
Princesas diferentes, sin príncipe, sin reino y sin trono.

Pero los mitos se me caen cuando el personaje se convierte en persona.

Algunas princesas soñaban con encontrar a su príncipe azul, con hacer una boda estupenda, tener hijos, ser felices para siempre... y sí, algunas encontraron a su príncipe, que resultó ser un farsante, les compraron una lavadora y un aspirador, y en vez de besos dan hostias. La princesa suspira cuando su príncipe levanta la vista del televisor para pedirle una cerveza, y a veces hasta le regala una sonrisa y le pide que le haga una tortillita. Y la princesa obedece, mientras repasa los deberes de los niños, las facturas pendientes de pago y los sueños perdidos. Una princesa sin reino, puede seguir soñando.

También estaban las princesas liberadas, algunas rompieron su encierro y sus cadenas, otras se enfrentaron a su tiempo y a su familia por defender un ideal, luchando contra las covenciones sociales, reclamando su libertad. Esas princesas lucharon contra gigantes y libraron batallas de las que guardan muchas cicatrices, profundas e invisibles. Hoy son funcionarias, madres solteras y adictas al litio. Hacen malabarismos para mantener el caos, jornadas laborales maratonianas y cursos de reciclaje profesional. Otras se lamen sus heridas en la cola del paro y lamentan su último embarazo, sopesan un posible divorcio, se tiñen las canas en casa y miran con envidia el nuevo monovolumen de su vecina. La libertad no liberó a la princesa, tan sólo le dio alas.

Y aún me quedan más princesas. Las princesas divinas sin sentimientos, enclaustradas en sus aposentos sin mirar al exterior. Encerradas en su ignorancia, en la fortaleza que les ofrece protección, alejadas del mundo y perdiendo día a día el contacto con la realidad. Princesas que viven pagando el precio de no sentir, bajo el lema "Si no duele, no sufro". Princesas tan solitarias que ya no saben ser amigas, ni conversar, ni divertirse. Que olvidan sonreir, inapetentes, aburridas, que solo hacen comentarios despectivos y crueles, y protestan por todo y no hacen nada. Princesas de la oscuridad que han ido perdiendo sus sentimientos y están a punto de convertirse en brujas. Mujeres vulnerables, endurecidas por su propio destino que sueñan que un día darán un giro a sus vidas y todo cambiará... a mejor?

Y hay muchas más princesas que ya no lo son porque de las buenas, de las de los cuentos, ya no quedan.

Es tiempo de soñar y recordar ¿qué tipo de princesa soñaste ser?
O todo lo contrario, cada princesa oculta una persona. 

Hay que desconfiar de la princesa dormida (proverbio Grimm)
Princesa que habla, no llora… (proverbio yidish)
Una princesa hace la primavera (proverbio griego)

jueves, 24 de noviembre de 2011

REALIDAD ESPERPENTO


Miedo. Imagen: Ben Heine.

Decía Valle-Inclán: "el esperpento no es otra cosa que la realidad observada en espejos cóncavos".
Y en tan sólo un siglo escaso hemos sido capaces de convertirlo en realidad sin necesidad de lentes curvas ni reflejos distorsionados. Parece una burla, sí, pero ahí está, a la vista de todos.
El esperpento es la propia realidad disfrazada de normalidad.

Lo grotesco ha pasado a formar parte de nuestra expresión sin sonrojos, deformando la sociedad hasta un punto irreconocible, sin echar mano de espejos ni del Callejón del Gato.
Abrir un periódico o ver la televisión, se convierte en una experiencia surrealista en la que se mezcla el mundo real y la pesadilla. Alteramos la información sin intención. Se permite la crítica gratuita.
Ser un "personaje" hoy implica la autodegradación y el escarnio público, nuestra cosificación. Y los receptores somos muñecos en manos de "Zaratustras" que nos transforman en rentabilidad. Animalizados hasta la caricatura, es imposible decidir donde termina el hombre y donde empieza el animal pues como tales nos comportamos, como los peores y más salvajes, siempre a la espera de que aparezca la sangre y rueden cabezas.
La degradación del lenguaje ha inventado lenguas nuevas, insultantes e indecentes, un idioma propio para un subpaís sumergido, futuro conquistador con miopía crónica, aburrido y con alergia a las letras. Víctimas del audiovisual y sus imágenes de plástico, oro y sangre. Siempre la sangre y el oro, la belleza y la muerte. Personajes que nos hemos creído y hasta aquí nos han llevado.

Sistemáticamente nos burlamos del diferente: blanco o negro, hombre o mujer, homo o hetero, gordo o flaco, cura o puta, carne o pescado. El motivo siempre oculto. ¿Qué más da si el significado es lo mismo?

Ya no hay lecciones, ni héroes, ni tragedias, ni moral. Todo es absurdo. Uno puede perder su casa por perder el trabajo, mientras los "Ministros" y "picalagartos" nos roban el futuro y se sientan sobre tronos dorados a reírse y apostar: ¿quién es el próximo?

El protagonista de la obra "Luces de Bohemia", Max Estrella, reflexionaba: "El sentido trágico de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada. (...) Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas. (...) La deformación deja de serlo cuando está sujeta a una matemática perfecta...".

¿Puede ser más trágica la situacion aún? ¿hace falta que vaya a peor? ¿dónde está la belleza en la mentira, la falsedad , lo artificial y el engaño? ¿Cómo encontrar un ápice de perfeccción en manos de monstruos egoístas, ávidos de poder, corruptos y vengativos? ¿qué matemática opera en los bancos, burdeles, tabernas, antros políticos y búnkers militares? ¿qué futuro nos espera si hoy los que ocupan las portadas y el prime time, el congreso y el senado, ayuntamientos y tribunales, comités de empresas..., son bufones sin moral, sinvergüenzas, borrachos sin pudor, artistas sin arte, ladrones y mentirosos, farsantes y estafadores?


¿Es esta una imagen deformada de la realidad, o bien estamos ante una fiel  imagen de una realidad deforme?
Supongo que todo depende del espejo con que se mire. Ahora es cóncavo... ahora convexo...
El mío está muy quemado.

martes, 15 de noviembre de 2011

RÉCORD DE VISITAS: MARIPOSAS PARTOUT!

Mis mariposas y yo cada vez recibimos más visitas.
¡Ayer, 14 de noviembre de 2011, batimos nuestro récord!
Gracias por la visita a los 6.000 y pico que os habéis asomado ya a esta pequeña ventana, a mi mundo. Volved cuando queráis.
Mientras, seguiremos revoloteando por aquí cerca.

lunes, 14 de noviembre de 2011

NO HAY LUGAR PARA LOS CUENTOS

Érase una vez... una princesa presumida y un príncipe sin reino.  
Príncipe tomando la iniciativa: - Sube!
Princesa haciéndose la difícil: - No, baja tú.
Príncipe mirando a una plebeya subida a un asteroide: - Venga, sube ¡o me voy!
Princesa pensando "jolines, otro sapo": - Pues adiós.
Y este cuento se acabó, sin comer perdices, infelices, y casi se dan en las narices.

La fotografía ha sido encontrada en internet y me sugiere mucho más de lo que alcanzo a escribir.
¡Gracias dibujante desconocido, por inspirar esta historia triste con final realista!

viernes, 28 de octubre de 2011

DE VIAJE POR... GROENLANDIA ¡Hay tantos sitios que ver y tantos que me gustaría enseñarte!

Grandes montañas y glaciares, icebergs, ballenas, los inuit, el silencio, auroras boreales... naturaleza virgen y salvaje.
 

En el año 982, Erik el rojo, un marino y explorador vikingo de origen noruego, descubrió una enorme isla cubierta por glaciares a la que llamó Grønland, tierra verde, una ironía estratégica para atraer a los colonos.

Los primeros pobladores de Groenlandia fueron los inuit de la cultura Dorset, asentados desde el segundo milenio a. C. tras la fusión del hielo ártico en algunas áreas habitables.

Los vikingos de origen noruego llegarían en el siglo X, al tiempo que una nueva oleada inuit, la cultura Thule, se introducía en la isla desde el Norte, produciéndose un choque cultural entre ambos pueblos.

A finales de la Edad Media, los vikingos abandonaron la isla huyendo del frío y buscando refugio en Islandia. La cultura Inuit permanecería en Groenlandia hasta la llegada de los daneses en el siglo XVIII. Hoy, un 80% de la población es de origen inuit. Sólo el 20% restante es de origen danés.

Groenlandia, en kalaallisut: Kalaallit Nunaat; en danés: Grønland. Se localiza entre el Océano Atlántico y el Océano Glacial Ártico, y es una región autónoma perteneciente al Reino de Dinamarca.
Con 2.166.086 km², Groenlandia es la isla más grande del mundo después de la isla continente de Australia.
Más del 80% del territorio está cubierto de hielo, siendo la segunda reserva de éste en el planeta, sólo superada por la existente en la Antártida.

Dicen los científicos que el hielo cubre tres masas de tierra separadas que se encuentran unidas por puentes de glaciares originarios de la última glaciación.
Si los 2.850.000 kilómetros cúbicos de hielo se derritieran, elevarían el nivel de los océanos 7 metros. El peso de esta gigantesca masa de hielo ha hundido la plataforma continental hasta 300 metros por debajo del nivel del mar.

El Parque Nacional más extenso del mundo se encuentra en Groenlandia: es el Parque Nacional del Noreste de Groenlandia.

Sólo el territorio libre de hielo a lo largo de la costa oeste acoge ciudades y pueblos.
El groenlandés es el idioma oficial, hablado por unas 50.000 personas, la mayoría de los habitantes.

En Groenlandia las distancias se miden en sinik, sueños o número de noches que dura un viaje. Un concepto que varía según la estación del año.

Groenlandia regala uno de los fenómenos más espectaculares del cielo: la aurora boreal.
La noche se llena de formas luminiscentes, fantasmagóricas, que se desplazan en el aire.
Piensan los esquimales de las partes más septentrionales de Canadá, que las luces del norte son espíritus envueltos en luz mística, que celebran la desaparición del sol... o .bailando la danza de la muerte.
El folklore del este de Groenlandia defiende que las auroras son almas de recién nacidos que mueren y se transforman en luz, color y energía vital, para unirse a la del Universo...
Las luces del Norte son conocidas como alugsukat, que significa nacimiento secreto. El cielo es una enorme cúpula, dura y resistente. Fuera queda el infinito, el paraíso, el territorio de los muertos, un lugar luminoso que en ocasiones nos permiten vislumbrar a través de pequeñas grietas por donde las almas de los muertos podían ascender hasta los territorios celestiales, un camino largo y difícil, con un puente estrecho sobre el tenebroso abismo que separa la vida y la muerte. Pero en el cielo alguien vela por los ciegos espíritus: las almas de los hombres que ya cruzaron encienden antorchas que guiarán los pasos de los nuevos espíritus. Las Luces del Norte.

 
¡Hay tantos sitios que ver y tantos que me gustaría enseñarte!

Imágenes cedidas por Jaime Hervas. Groenlandia, verano de 2011.
Biólogo, viajero y amigo. ¡Gracias Jaime!

jueves, 13 de octubre de 2011

EVASIÓN


Soñé una tarde de calma, a la deriva en el mar. Sin viento ni oleaje.
Soñé un atardecer dorado con millones de diamantes cabalgando las aguas.
Un sol que se ponía sin prisas y yo, sonriendo feliz sentada en la proa. Retaba a las sirenas a compartir canciones.
Tú nadabas hacia el fondo para pasear entre corales y traerme una caracola.
Apareciste con una corona de algas, flotando entre burbujas, y salpicaste de agua tibia un abrazo.
- ¿Qué miras?
- El futuro.
- ¿Qué buscas?
- A tí.
- ¿Qué esperas?
- Que sigas aquí cuando yo vuelva.
Y salté por la borda, sumergiéndome en lo profundo del océano, donde no alcancé a escuchar tus carcajadas repletas de sal.

jueves, 22 de septiembre de 2011

TRASTOS VIEJOS ¿RENOVACION?

Mi casa tiende a llenarse.
Al principio necesitas un mínimo de mobiliario donde acomodarte y escoges unos pocos objetos que te ayudan a organizarte y te facilitan determinadas tareas: el sofá, la cama y la nevera son imprescindibles, una mesa, una lavadora... pero ¿cómo demonios hemos hecho para acumular cuatro sofás, cinco sillones y cinco mesas?
El principio de la mesura y el orden es una teoría sobre la que tengo serias dudas.
Y eso no es nada. Las cosas, ley de vida, aguantan un tiempo y un buen día necesitas imperiosamente cambiar de colchón, de sartén, de alfombra... Te gastas la pasta, llegas a casa y tu nueva adquisición luce espléndida, pero, ay! No tienes corazon para desprenderte de esa vieja mesita, la primera que compraste en aquel ático de alquiler... Y ni siquiera combina con el resto de la decoración! Total, la mesa se queda. Para siempre.
Nos aferramos a los objetos como a las personas. Es cuestión de necesidades, de vínculos, de afectos, incluso de odios. Nuestro confort depende en gran medida de lo que nos hace agradable la vida, nos acompaña y nos proporciona buenas sensaciones.
A mi me ocurre con mi mesa vieja, con mis libros, incluso con aquellos que nunca he llegado a leer, con la vieja camiseta con la que suelo dormir, mi pequeña colección de plumas, mi colonia fresquita de lavanda y mi caja de recuerdos. Por otro lado, no soporto las cajas de herramientas, los cables, los calcetines revueltos, ni el caos de recibos, propaganda, catálogos y papelotes pendientes de ordenar. Y acaban siendo mayoría, eso sí, en su cajón correspondiente, ocultos a la vista.
Imposible entrar en el cuarto del fondo, más conocido como la "habitación de la música", esa donde el piano, el chelo y no sé cuántas guitarras e instrumentos de percusión conviven pacíficamente con los armarios de la ropa de invierno. Abrir uno de esos armarios es toda una aventura: piezas de una guitarra, un pcpocket con GPS, viejas cámaras de fotos y de video, maletines,  pósters enrrollados (estará ahí mi título???), un neceser con medicinas, mandos a distancia de no sé qué cosa...
Cada cuarto y cada mueble acaparan un sin fin de objetos. Los que pones tú, los que ponen otros y los que, sorprendentemente, algún duende casero te esconde a propósito o deja caer descuidadamente para que te vuelvas loca buscándolos.
Hay cosas que según se apoyan en un sitio, ahí se quedan, y pasan a ser parte del "paisaje", inadvertidos y transparentes a la vista. Cosas inservibles. Prendas que alguien olvidó. Monedas sueltas. Tarjetas de visita y recortes de revistas. Fotos de carné y mecheros sin gas.
Las bolas de pelusa se esconden tras las faldas de las cortinas y bajo la cama como críos asustados y atrapan retazos de risas. Cuando barres juegan a esconderse detrás de tí y al final siempre ganan y se quedan tranquilas bajo el canapé, burlonas, como reafirmando que "es su casa más que la tuya".
Los trastos son como los recuerdos, acaban apartados en un rincón, acumulados en el limbo de las cosas pasadas, hasta que un buen día aparecen de nuevo, asoman y empujan intentando recobrar la importancia que tuvieron, el lustre de la primera vez, la sonrisa del estreno... Yo los dejo que se queden, eso sí, en sus respectivas cajas y cajones, hay que mantener un orden en la casa y en el corazón.

Ya hemos engañado a alguien para que se haga cargo de los viejos muebles de la terraza. Ahora tentaremos a otro alguien para que venga a desmontar y llevarse la enorme mesa de cristal, el sofá de cuatro plazas y las cuatro sillas...
El día que se los lleven podremos comprarnos la maquina elíptica para hacer algo de ejercicio... Más madera!

jueves, 21 de julio de 2011

UNA DESPEDIDA MAS


Quiero pensar que, esta noche, una nueva estrella brillará con fuerza en el cielo.
Deseo que encuentre en su descanso todo lo que la vida no pudo proporcionarle: juegos, risas, carreras, amigos, palabras...
Si dios existe es muy injusto, pero somos las personas las que lo hacemos todo difícil y doloroso, aferrándonos a imposibles.

miércoles, 1 de junio de 2011

TU LA MUSICA, YO LA LETRA

























Lo prohibido se vuelve tentador, y caigo, tropiezo, me embarro y rompo mis vestiduras.
No termino porque nunca dejo de regresar, y la tentación ya no existe porque es necesidad que carcome mi futuro.
Encuentro en un bolsillo paginas arrugadas, melancólicos poemas que guardo en un globo pinchado para quemar otra noche.
He vuelto, -anuncio en voz alta- y el silencio me da la bienvenida al hogar de hielo, donde no hay música ni libros.
Cierro los ojos y la realidad se derrite al calor de tus sonidos.
















Cambio ropa rota por historias inacabadas, besos por melodías sordas.
Busco manos que extraigan con su arco notas verdes de mi cuerpo de papel.
Verte me devuelve a este sueño donde solo tu presencia justifica mi existencia, donde mis ofrendas de letras bailan al son del latido de tu corazón.
Sucia, herida y muda, reclamo el regalo de compartir a tu lado un destino incierto.
Tropiezo, pero se que estarás parando mi caída.
Vuelvo al calor de tu música, porque haces que este mundo absurdo cobre sentido.
Ruedo, floto y giro dentro de nuestra burbuja, tejiendo con amor días que ya hemos imaginado, lejos de ataduras, contigo siempre.

Para mi amor.




















Poesía Visual. Eros- Caño de bronce soldadura de plata, garrafa.
Rubén Grau - Bs. As.2005.
 http://rubengrau.blogspot.com

400 VISITAS=400 RAZONES


El pasado mes de mayo este blog ha recibido más de 400 visitas, el récord mensual absoluto desde que comencé a dejar volar mis mariposas por estos lares, un 21 de noviembre de 2008.
Desde entonces, me habéis visitado mis amigos, mi familia, y un monton de nuevos amigos desconocidos repartidos por el mundo, desde Rusia hasta Canada, desde Argentina hasta Filipinas, llegais de todos los países de Europa y Latinoamérica, Colombia, Ecuador, Venezuela...
No quiero dejarme ninguno, pero ¡sois muchos! Incluso he tenido una visita de Togo!!!

A todos vosotros que estáis ahí al otro lado leyendo mis paranoias ¡Mil gracias! Es muy gratificante.
La meta nunca será conseguir récords ni crear legión, esto es solo algo personal pero saber que alguien escucha, desde allá lejos, me anima a seguir con mas ganas aún.

400 visitas= 400 razones. Quien puede pedir mas?
Se me ocurre algo... Querríais contarme que os parece mi blog?
Gracias, espero que sigáis viniendo por aquí...

sábado, 14 de mayo de 2011

CARTA DE CELESTE: PRIMAVERA EN MADRID


Mi querida Butterfly,


He buscado un momento para escribirte y ahora que lo he encontrado no me salen las palabras. Son tantas las cosas que tengo que contarte…
Lo importante: todo está bien, he vuelto. Retomé mi trabajo aquí en Madrid, y de nuevo la rutina se ha instalado en el día a día. Hay días mejores y otros peores, y la llegada de la primavera contribuye un poco a aliviar el frío que siento en el alma. Pero estoy bien. Pensaba que me costaría adaptarme, que lloraría largamente al amigo perdido, que no lo superaría… pero me ha sorprendido encontrar en mí misma una serenidad desconocida.
Las primeras semanas anduve como en estado de shock, como ida, incapaz de reaccionar, de pensar, ni de expresar mi dolor. Y al cabo de unos pocos meses empiezo a aceptar que esa es mi forma de actuar y todo parece confirmar que sigo siendo una chiflada.
A veces pienso que la tristeza, más que un estado de ánimo puede ser una forma de vida, y me siento un poco así, viviendo una vida triste, con el vacío instalado en el pecho, con la cabeza vacía, rodeada de gente vacía y palabras vacías, viviendo sin vivir, sin sentir. No te alarmes, sé que es mi propio vacío el que me hace ver sólo esa faceta gris, pero espero salir de este letargo anímico y que todo vuelva a ser como era, hace tan solo un poco más de un año…

Volver a Madrid supuso en parte un alivio, dejar atrás momentos dolorosos. No vine sola, ya te conté que Estrella y su niño se instalaban aquí y, aunque hasta después del verano el traslado no será definitivo (nuevo piso, nuevo colegio, nuevo trabajo…) he estado ayudándoles y acompañándoles. Vamos tejiendo los hilos de una amistad basada en el mutuo apoyo y en recuerdos, y en el deseo de encontrar las claves de esa felicidad envidiada, ansiada y merecida.

El regreso me ha deparado además un reencuentro con mi señor padre. Preocupado por mi ausencia prolongada, tuvo el detalle de sentarse a escuchar toda la historia, a ofrecerme su apoyo e incluso de interceder ante mi odiado jefe para que recuperase el puesto abandonado. Según te escribo estas letras me doy cuenta de cómo ha afectado todo lo ocurrido en mi forma de ver la vida, hace meses hubiese criticado duramente a mi padre con cualquier excusa, le hubiese echado en cara mil cosas aprovechando su gesto de acercamiento, hubiera montado en cólera ante cualquier intento de ayuda… esta vez nos fundimos en un abrazo y deje que me hablase como a su niñita de siempre. Es un alivio. Parece que, a pesar de todo, aún conservo algunos pedazos de corazón. Soy humana, necesitaba consuelo, y nadie es tan frío como intentamos parecerlo. Ahora hablamos casi todos los días. En fin, ya sabes… no quiero aburrirte con el tema.

Como te he dicho, volví a la oficina, donde no deja de sorprenderme la pasta que me pagan por lo poco que hago. Es todo tan absurdo e intrascendente! Asisto a largas reuniones en las que pasamos horas divagando sobre cómo camuflar con emociones y falsos sentimientos la falta de creatividad y de medios.
Vendemos coches utilizando como gancho a los niños de los posibles compradores, cervezas empleando un humor absurdo, electricidad a golpe de sentimentalismo… yo hago como que escucho atentamente y me evado mientras mi mente repasa las letras del último disco de Vetusta Morla, y cuando me llega el turno de hacer mi presentación digo la primera gilipollez que me viene a la cabeza. Y siempre, siempre, hay dos o tres compañeros que se deshacen en elogios y desarrollan la idea hasta convertirla en algo vendible…
Sospecho que no engaño a mi jefe, que me mira con el ceño fruncido y casi ni me dirige la palabra. Pero él es el otro “raro” de la oficina, así que lo mismo hasta me entiende.
Y luego hay una chica nueva, una ejecutiva de cuentas que entró mientras yo no estaba, que me mira siempre fijamente y muy callada, aunque luego me evita en los pasillos, en el ascensor y en la sala del café. Me gustaría saber qué piensa. He decidido que en la próxima reunión no la quitaré el ojo, a ver cómo reacciona. El trabajo se ha convertido en un aliado a la hora de ocupar las horas, incluso de perderlas.
Y así me paso los días, experimentando con la gente, llevando al límite su paciencia o provocando su reacción, en la oficina, en la calle, en los semáforos, en el parque… evitando pensar por qué cojones ocurren ciertas cosas a ciertas personas y la vida sigue adelante como si nada, por qué siento esta necesidad de saber y entender, por qué no hay forma de tener una cabeza normal, libre de preguntas sin respuesta, normal… quisiera saber qué es ser normal, si algún día volveré a encontrar a alguien con quien disfrutar de una pequeña conversación intrascendente, tomar una caña sin prisas o compartir un pitillo, sin preguntarme en silencio ¿por qué yo?.
¿Por qué conmigo?
Quizá la suerte exista y vuelva a tropezarse conmigo. Hoy solo puedo pensar que soy una especie de imán de problemas e intento no implicarme demasiado en nada, pasar desapercibida, hacer el menor ruido posible para no volver a hacer daño a nadie. Y no es tan malo estar sola. No es lo mismo que "sentirse sola". Yo no me siento así. Tú siempre estás ahí, y ¿qué más podría necesitar?
Sé que cuento contigo pero siento que llevo una carga que no deseo compartir ahora, no debo contagiarte, y debes saber que solo el hecho de escribirte me desahoga y alivia, más de lo que crees. A veces pienso en ir a verte pero es más fácil así, me salen mejor las palabras. ¿Sabrás disculparme?

Querida mariposa, no te olvides de mí. Te mando un beso.

Tu Celeste. La loca de Celeste.

Esta entrada es la última, de momento, de las "Crónicas de Celeste". Para conocer el resto de la historia síguela a través de los siguientes enlaces:

QUIEN ES CELESTE? http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2008/12/quin-es-celeste-campoamor.html
LA SONRISA DE CELESTE http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/01/la-sonrisa-de-celeste.html
EL SUEÑO DE CELESTE (I) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/03/el-sueno-de-celeste-i.html
EL SUEÑO (II) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/03/el-sueno-de-celeste-ii.html
EL SUEÑO (III) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/04/el-sueno-de-celeste-iii.html
DESAJUSTES SENTIMENTALES DE LA INCAUTA CELESTE http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/05/desajustes-sentimentales-de-la-incauta.html
HABLAR POR HABLAR http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2009/10/hablar-por-hablar.html
LENNON Y LOS PINGÜINOS http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/02/lennon-y-los-pinguinos.html
CELESTIADAS: EL DOLOR ES UN HORROR QUE FASCINA http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/03/celestiadas-el-dolor-es-un-horror-que.html
CELESTIADAS (II): SENSACIONES MORALES ENGAÑOSAS http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/03/celestiadas-ii-las-sensaciones-morales.html
CELESTIADAS (III): SENTIMIENTOS QUE DUELEN http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/03/celestiadas-iii-los-sentimientos-que.html
EL SEXO Y BRITNEY SPEARS http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/06/el-sexo-y-britney-spears.html
EPISTOLAS ESTIVALES (DESTINO BARCELONA) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/07/epistolas-estivales-destino-barcelona.html
EPISTOLAS ESTIVALES (BARCELONA II) http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2010/09/epistolas-estivales-barcelona-ii.html
CRONICAS CELESTES http://celeste-mariposasverdes.blogspot.com.es/2011/02/cronicas-celestes.html



martes, 3 de mayo de 2011

AD NAUSEAM.

 
La rabia, desidia, superficialidad y frustración, emborronan mi cabeza. Y temo que hoy no sean mariposas oscuras, de esas tristes pero conocidas. Estas sombras son reales.

Repaso los detalles, busco razones, persigo pistas en conversaciones pasadas y descubro gestos a hurtadillas. No sé cómo llego a la conclusión de que algo ha cambiado. Abrí los ojos y ahora creo que prefiero cerrarlos.

Me asomo a un mundo que creía amistoso, sincero y confortable, y recibo espantosas visiones de envidias, críticas y desprecio. Solía confiar en que cuando alguien te ha dedicado dos minutos de su tiempo lo ha hecho de forma gratuita, por gusto y no por obligación, para descubrir sonrisas falsas, intereses ocultos y mucha, mucha soledad, la infinita y pesada soledad, que como una losa cargan esos bultos grises que hoy no reconozco. Y eso me entristece, por ellos.

Por el rabillo del ojo localizo almas fantasmagóricas que callan y escuchan sin interés, que aguantan pero no deciden, que sacian sus vicios pero no encuentran ningún tesoro en sus propias mentiras, en su vida de papel, en el fondo de su vaso, en su plato vacío ni en sus noches en vela. Son seres cercanos, inmediatos, casi gemelos, pero lejanos. Disfraces y caretas que fingen sonrisas y esconden un aburrimiento infinito, egoístas en sus preocupaciones. Han creado una muralla a su alrededor y están ahí pero no están. No son. Mienten porque no son sinceros y la verdad a medias no es verdad. Se sirven de ti para justificarse, para no estar solos, a solas con su triste, infinita y pesada soledad, y si una vez fuiste un modelo, lo más probable es que no seas ya más que una foto rota sobre la que buscar defectos. Un muñeco usado y roto, que se olvida tirado en un rincón.

¿Por qué perder el tiempo? Marchaos bien lejos, en mi mundo no hay espacio. Buscad a alguien que quiera compartir las gilipolleces con que llenáis los vacíos, con las que olvidáis lo fútil de vuestra existencia y con las que rumiáis los complejos que os atormentan. Buscad alguien que os quiera como sois, si sois capaces, si son capaces.

Yo vivo en una burbuja. El espacio, el tiempo, la vida, el mundo cotidiano donde vagan las almas tristes, esos vampiros de energía que pugnan por absorber tu sonrisa, es algo que me es ajeno.

Mi burbuja se expande para acoger momentos felices al margen del qué dirán, qué pensarán, de políticas y religiones. Y se contrae cuando extiendo las alas que me permiten volar. Y uso mi imaginación, y abuso de mi derecho soberano a la plena libertad de ideas y pensamiento. Y todo está lleno de luz, y música, y palabras bonitas, y risas sinceras, y amigos que saben qué no deben preguntarte jamás porque ellos ya saben. Y no hace falta hablar ya.

Los seres oscuros quedan excluidos para siempre de esa burbuja, desterrados de mi vida, aquí no hay lugar para la mentira, la falsedad o la envidia. Marchaos lejos, renunciad. Alejad vuestras sucias garras de mi burbuja y de los míos. Quitaos la careta e intentad ver vuestra imagen reflejada en un espejo, sed sinceros y cambiad, porque el tiempo es corto y las oportunidades pocas, y la burbuja la construye uno mismo cada día con amor y luz.

Como tantas otras veces, leo, releo y no me entiendo. ¡Cómo iban a comprenderme los demás! Y ¿a quién le importa?

Argumento ad nauseam, o argumentum ad nauseam: falacia en la que se argumenta a favor de un enunciado mediante su prolongada reiteración, por una o varias personas. Utilizada habitualmente por políticos y retóricos, en su forma más extrema puede ser también un tipo de lavado de cerebro.
La expresión ad nauseam es una locución latina que se utiliza para describir algo que continúa hasta llegar al punto de producir náuseas, hasta que todo el mundo se ha hartado del mismo.

jueves, 28 de abril de 2011

MASS MEDIA/ MASS MIERDA

Escucho en la tele que hoy se ha producido un atentado en Marrakesh, mañana tendrá lugar un enlace nupcial en Inglaterra y continua la polémica por el triunfo del Barcelona en el partido de Champions de ayer.
La cruda realidad, violenta y desesperante, pasa desapercibida oculta entre la cursilería ñoña y el despliegue hortera que se prepara en Londres, y la incontinencia verbal del perdedor despechado y los exaltados triunfadores. Y ahora me entero de la beatificación de Juan Pablo II este fin de semana...
Cambio de canal. Un padre asesina a su esposa y a sus cuatro hijos, la fiscalía general ha impugnado todas las listas de Bildu, se estiman unos 250 muertos en EEUU debido a los tornados, y de la fusión de los núcleos en Fukushima ya ni se habla, ni de las 30.000 almas perdidas. Mas boda inglesa y denuncias ante la UEFA.
Me pregunto que noticias daría yo si tuviera un medio a mi servicio: Rayan cumple dos meses, mi blog ha logrado 4.600 visitas en un año, he perdido una talla, nos han subido el sueldo (pero en los próximos tres años no veremos nada mas, eso si conservamos el puesto), he comprado un practico regalo para mi madre que seguro no le va a hacer ilusión, Paloma ha actuado en un concierto para un centro de mayores, parece que va a llover el fin de semana, sigo entusiasmada con el triunfo del Barcelona, me da miedo en lo que se esta convirtiendo el mundo que me rodea. Hace un tiempo, me hubiese refugiado en algún enteogeno para evadirme, pero superado el uso de sustancias apetecibles aunque incompatibles con mis neumas delicados, opto por apagar la tele y desahogarme volcando letras en el iPad, sigue siendo una incoherencia, pero es que me da miedo salir a la calle.

martes, 12 de abril de 2011

EL SITIO DE MI RECREO. UNA PLAZUELA EN EL CORAZÓN DE MALASAÑA

Cantaba Antonio Vega:
"...donde nos llevó la imaginación, donde con los ojos cerrados se divisan infinitos campos..."
y el "sitio de su recreo" era construido a base de recuerdos y mucha poesía:
"...Donde se creó la primera luz, junto a la semilla de cielo azul..."

¿Cuál sería ese lugar? sin duda un lugar querido, acogedor, tranquilo, resplandeciente de luz y música, repleto de amor y paz, un sitio muy escondido donde refugiarse, un lugar en la memoria donde volver. No lo sé.
En el barrio de Vallecas Villa, de Madrid, existe un centro cultural juvenil llamado "El sitio de mi recreo" abierto en 2009. Pero cuesta pensar que Antonio pudiera estar hablando de Madrid, eso le pegaba más al otro Antonio, al Flores, al que cantaba a la Gran Vía y a un Madrid mestizo y peligroso, de ambulancias blancas, jeringuillas, ruido de tráfico y princesas rotas, en el que no hay sitio para nadie.

Pero, ironías de la vida, Madrid acoge desde hace días un rincón dedicado al gran Antonio Vega.
Concretamente, en el corazón del barrio de Malasaña, en el diminuto triángulo formado por la confluencia de las calles de la Corredera Alta de San Pablo, Velarde y la calle de Fuencarral, una placa señala la plazuela de Antonio Vega, en homenaje a uno de los mejores músicos de la historia reciente madrileña, líder uno de los grupos más representativos de la Movida madrileña, fallecido el 12 de mayo de 2009.
No es gran cosa, sólo un triángulo deforme de asfalto que sirve de poco más que para aparcar motos, pero ya es algo. Muy poca cosa comparada con el valioso legado de sus canciones y poesías.
Cerca están la Plaza del Dos de Mayo, el Penta, la Vía Láctea... garitos y calles que fueron testigos, hace ya tres décadas, de una eufórica Movida y de la revolución artística que marcó la cultura de la ciudad para siempre. Hoy este barrio evoca el recuerdo de uno de sus artistas más queridos y el de toda una generación rota cuya ausencia se respira cada día en el barrio (Carlos Berlanga, Enrique Urquijo).
El recuerdo de esa época me sugiere imágenes de la locura creativa que contrastan enormemente con la aparente fragilidad de sus víctimas...
Sea como sea, Antonio Vega, el chico de la mirada baja y el verbo poeta, vivirá para siempre en el corazón de Malasaña. Un peculiar sitio de recreo, curiosamente fue el mío.

lunes, 21 de marzo de 2011

ES TAN CORTO EL AMOR, y tan largo el olvido...

Poema Veinte


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
¡Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos!

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

¡Qué importa que mi amor no pudiera guardarla!
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Yo no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise..
Mi voz buscaba al viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.


Pablo Neruda

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

Hoy 21 de marzo, equinoccio de primavera, celebramos el Día Mundial de la Poesía.

Un tributo a la palabra, a la diversidad, al lenguaje poético. Un homenaje a la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, a la creatividad y la innovación.
El Día Mundial de la Poesía se celebra con el propósito de consagrar la palabra esencial y es una invitación a reflexionar sobre el poder del lenguaje y la capacidad creadora de cada persona, quien a través de la poesía ofrece su particular manera de percibir e interpretar la realidad.
La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue adoptada por la UNESCO.

Hoy es su día. ¡Celebrémoslo!
Ni un sólo día sin poesía.


Qué alegría vivir
sintiéndote vivido.
Rendirse
a la gran certidumbre, oscuramente,
de que otro ser, fuera de mí, muy lejos
me está viviendo.

Que cuando los espejos, los espías,
azogues, almas cortas, aseguran
que estoy aquí, yo, inmóvil,
con los ojos cerrados y los labios,
negándome al amor
de la luz, de la flor y de los nombres,
la verdad transmisible es que camino
sin mis pasos, con otros
allá lejos, y allí
estoy besando flores, luces, habo.

Que hay otro ser, por el que miro el mundo,
porque me está queriendo con sus ojos.

Que hay otra voz con la que digo cosas
no sospechadas por mi gran silencio;
y sé que también me quiere con su voz.

La vida - ¡qué transporte ya! -, ignorancia
de lo que son mis actos, que ella hace,
en que ella vive, doble, suya y mía.

Y cuando ella me hable
de un cielo oscuro, de un paisaje blanco,
recordaré
estrellas que no vi, que ella miraba,
y nieve que nevaba allá en su cielo.

Con la extraña delicia de acordarse
de haber tocado lo que no toqué
sino con esas manos que no alcanzo
a coger con las mías, tan distantes.

Y todo enajenado podrá el cuerpo
descansar, quieto, muerto ya. Morirse
en la alta confianza
de que este vivir mío no era solo
mi vivir: era el nuestro. Y que me vive
otro ser de la no muerte.

Pedro Salinas.
Madrid,1891 -Boston, 1951.
Uno de los grandes exponentes de la Generación del 27.
Imprescindibles: «Presagios», «Razón de amor» y «Largo lamento».
Las imágenes incluidas en este post pertenecen al artista Edu Barbero, cuya Poesía Visual podéis disfrutar en su blog personal: http://edubarbero.blog.com.es/ y en http://edubarbero.artelista.com/

miércoles, 9 de marzo de 2011

ERASE UNA VEZ... MARTA, LA NOVIA ALTA

Érase una vez… una alta novia.
Sentada sobre la cama, rodeada de un montón de revistas de moda nupcial, peinados, folletos de flores y restaurantes, recortes de revistas, catálogos de viajes, listas de invitados, menús… la novia suspiraba e intentaba recoger y poner un mínimo de orden en aquel caos de papeles brillantes y vistosos colores.
Por un momento pensó en huir, salir corriendo y dejar de lado algunas decisiones aún pendientes, los pequeños pero interminables detalles por pulir. Lamentó no poder disfrutar de una cerveza bien fría compartiendo risas y anécdotas con las amigas pues tendría que dedicar toda la tarde del viernes a los preparativos de la boda. Cada vez quedaban menos días y éstos se hacían muy cortos.
-         En fin, al menos en casa puedo echar un cigarrito de vez en cuando. Pensó mientras apagaba en un atiborrado cenicero la enésima colilla.
-         Bueno, nena, al fin y al cabo, no estás planeando cualquier fiesta, sino el evento con el que has soñado toda tu vida. El día en el que te unirás al hombre con quien deseas compartir momentos buenos y malos, formar una familia y envejecer a su lado. Ufffff, suena arcaico, además para lo de los niños ya habrá tiempo. Voy a encender otro pitillo. ¡Jod.., se me ha terminado el tabaco! Lo que faltaba.

Desde hacía un par de meses, cuando la sorpresa de la boda dejó de serlo, la pregunta se convirtió en el tema de conversación general:
- Y los niños ¿para cuándo? Y más o menos fue en ese momento cuando surgieron algunas noches en vela,  los nervios y los arranques de genio. Los despertares con sobresalto y sudores, con la imagen de una novia sin zapatos corriendo delante de un pastel gigante que quiere absorberla… pesadillas de dibujos animados.
Con tanto agobio es fácil perder la calma, pero esta novia, chica lista, lo tiene todo controlado… o casi.
Ella, a pesar de esos pequeños episodios de ansiedad, no ha necesitado llevar una agenda para organizar todas sus citas y planificar actividades, ella va con prisas a todas partes y olvida hacer hoy lo de ayer, y anteayer… y mañana… ¡para eso queda mucho aún!
La novia alta se ríe de los consejos de amigas que le sugieren evitar el exceso de azúcar, grasas, cafeína, nicotina y ¡nada de alcohol!, y se pide otra cerveza con unas patatitas retando a la báscula. Y le salen arruguitas de pura alegría. Nada de relajación, mejor un buen "shock" de estrés, mejor feliz a pesar del cansancio y preocupación! Siempre nos quedarán los anteojeras y los complementos vitamínicos. Energía positiva en vena.
Y cuando una no aguanta más y todo se pone difícil ¡Respira! ¡Cuenta hasta 10! Y recupera la calma. Y duerme tus ocho horas. Si no descansas estarás de malas y se notará en tu cara.

A ver, guapa, un poco de concentración que quedan muchas cosas que organizar aunque tú solo pienses en volver a la rutina. Y la novia se vuelve a sumergir en el mar de folletos y revistas esparcidos por toda la cama que amenazan con instalarse allí para siempre.
Una página suelta de revista llama su atención, en ella lee: “Todo el mundo sabe que el ramo de la novia se lanza a las mujeres solteras pero, ¿sabías que antiguamente se lanzaba un zapato?“
- Mmmmmm, sería divertido liarse a zapatazos con algunas de las invitadas… Esto está interesante. La novia sonríe ante la visión de alguna “amiga” con un ojo morado…Y continúa leyendo: “Otra tradición que también ha cambiado es el uso de la liga pues se acostumbraba que los hombres corrieran detrás de la novia para quitársela y muchas de ellas terminaban bajo una turba de invitados cayéndole encima. Claro está, hoy en día esta tradición ya no es tan común y es el novio el que se la tiene que quitar". Afortunadamente. Más seguro pero menos divertido.
“A propósito del ramo, éste se empezó a usar en el antiguo Egipto, pero en lugar de flores, las novias llevaban hierbas de aroma intenso, como tomillo o ajo para ahuyentar a los malos espíritus”.
Y sigue encontrando más anécdotas: “El pastel de bodas tiene un significado especial. Antiguamente los romanos rompían un pan por encima de la cabeza de la novia como símbolo de fertilidad, los asistentes o invitados recogían las migajas y se las comían. Hoy los pasteles tienen un lugar destacado en los banquetes de matrimonio, pero ¡ojo! representan descendencia y suerte para la pareja, y los novios extienden su suerte a sus invitados al compartirlo.” La novia alta piensa en una invitada en especial que no se irá de su boda sin comer pastel y ¡espera que le hagan rápido un bombo!
- Sí, muchas cosas sobre las novias pero nada acerca de los novios, y es que parece que sólo se casa una y ésto es cosa de dos. Medita enfurruñada, seguramente afectada por la falta de tabaco.
- A ver que encuentro por aquí. Y revuelve los papeles, localiza un folletito de un sastre masculino (el chico de la foto parece muy gay) y lee con curiosidad: “Un mito muy difundido es el que dice que el novio no puede ver a la novia antes de la boda pues entonces la mala suerte los perseguirá”. – Tonterías. Pero por si acaso éste no se acerca en dos días…
“Por otra parte, dicen que si el novio no lleva la corbata bien acomodada seguramente te será infiel.” La novia apunta mentalmente: hablar con novio de cómo se debe arreglar correctamente la corbata para que la novia alta no patee culo de novio.
Y prosigue con su lectura: “Debes saber que no es recomendable que antes de la boda le regales unos zapatos a tu novio pues se cree que éstos le servirán para huir y desaparecer” – Upsss. ¿Y si se los escondo todos?
“Habrás escuchado el refrán: en martes ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes... pues según la leyenda, este día está asociado a Marte, el dios de la guerra. Y si es 13 es peor, pues este número representa al arcano de la muerte.” – No problem! ¿Pero qué pasa con el resto de los días? “Se creía que los lunes son de buen augurio por ser el día de la luna. Los matrimonios efectuados en viernes estarán consagrados por Venus, diosa del amor y la belleza, quien se encargará de que haya cariño por muchos años. De los domingos se dice que es un día bendito pues está lleno de sol y éste llenará de salud, abundancia y felicidad a los esposos.” - ¡Vaya, qué cosas! ¿Pero y si llueve?
La novia hojea una revista en la que recuerda haber visto algo al respecto. – Aquí está. “Si no quieres que llueva en tu boda, rézale a Santa Clara. Hay quienes dicen que si llueve tendrás muchos hijos.” – Pues a mí no me convence… Piensa la novia meditabunda, sopesando los pros y los contras de la lluvia primaveral. - Mejor que no llueva y ya veremos lo de los hijos...

En un folleto sobre regalos encuentra otra curiosidad: “En algunos lugares del mundo se estila obsequiar cajitas con almendras a los invitados. Esto es porque hace muchos años, a cada invitado se les regalaban cinco almendras, las cuales representaban: salud, bienestar, larga vida, fertilidad y felicidad” – Ohhhh, qué detalle. “Además, si deseas que una amiga tuya se case pronto, escribe su nombre en un papelito y guárdalo en tu zapato derecho. Así entrará contigo hasta el altar.” – Creo que me voy a hacer un listadito con todos los nombres de estas solteronas aunque resulte incómodo llevarlo en los zapatos, así todas vendrán conmigo!  Y la novia sonríe pensando ya en las futuras bodas que le esperan.
“Para alejar los malos espíritus hay que tocar el claxon del coche de los novios, por este motivo, en muchos lugares aún es costumbre atar latas a los parachoques de los automóviles para hacer todo el ruido posible.”

 “No olvides llevar el típico detalle azul, te asegurará la fidelidad; algo viejo, que representará el pasado que te forjó como persona; lo nuevo, que alimenta la esperanza de una nueva vida; y, por supuesto, algo prestado; que refuerce la amistad”. – Esto me gusta, voy a apuntarlo. Pero… ¡Diosss, qué tarde es! Se me ha ido el santo al cielo…
Y la novia se levanta apresuradamente para ir al encuentro de su media naranja tirando al suelo buena parte de los asuntos pendientes que, finalmente, guardará en una caja, sin orden ni concierto… Total, una sólo se casa una vez, o al menos ¡eso se espera!

Esto ha sido un intento de cumplir la promesa de escribir un cuento a una amiga que en pocos días se nos casa. En fin, una no maneja determinados recursos narrativos y lo que me sale es poco más que un chiste, pero lo prometido es deuda y espero, al menos, haberla hecho sonreír.

Con todo mi cariño, para Marta, la novia alta.
¡Que seáis muy felices!

martes, 8 de marzo de 2011

DIA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES: 8 DE MARZO

Nunca he sido especialmente reivindicativa en lo que a igualdad se refiere, quizás porque mi parte humanista fracasa en el debate con mi parte egoísta y me reafirmo constantemente en que NO todos somos iguales, pero ese es otro tema que aparto y sobre el que volveré para reflexionar en otro momento.
A veces me molesta la reivindicación de la igualdad de género porque sí, ese enfurruñamiento que se exibe en el empecinamiento por no ser menos. ¿Quién dice que el otro con quien te comparas es más? ¿exigirías esa misma igualdad de estar tú en superioridad de condiciones? Yo disfruto y aprecio mis diferencias y no me siento igual, NO somos iguales, e intento minimizar mis carencias y esforzarme por fortalecerlas... o bien esconderlas.
En lo que todos deberíamos estar de acuerdo, sufriendo como estamos en pleno siglo XXI, es que "a igualdad de obligaciones/deberes, igualdad de derechos", y esa es aún una realidad para la que aún queda mucho camino que recorrer. Lejos de sentirme necesariamente entusiasta con la celebración de un día internacional de las mujeres trabajadoras, siempre he pensado que el día que no sea necesario reivindicar ningún derecho ni mejora será el día que realmente debamos celebrar por todo lo alto.
Lo cierto es que lo que para los hombres y las mujeres fue una consigna histórica, el lema "A igualdad de trabajo, igual salario", hoy muy a nuestro pesar, sigue estando vigente.
Una tiene amigas talentosas y de carácter, y un don especial para no morderse la lengua al decir lo que piensa, y comentando la carta (ñoña, empalagosa y a todas luces políticamente correcta y más falsa que un duro de dos cara de pura hipocresía) enviada a las trabajadoras de una conocida empresa por su dirección (palmaditas en la espalda figuradas que han terminado levantando ampollas), surgió el debate en lo referente a la igualdad de derechos y el por qué de esta celebración.
Como suele suceder, un poco de investigación nos saca de dudas y nos aporta algo de luz en esta oscuridad que es la ignorancia, no deseada pero inherente a nuestra condición humana. Gracias a la recomendación de esa amiga "intelectualoide" pero encantadora, he logrado comprender el origen de tal celebración.

Hagamos repaso.

El Día Internacional de las Mujeres fue puesto en marcha a iniciativa de Clara Zektin en 1910, comenzando a celebrarse con las características reivindicativas de igualdad, unidad y movilización en marzo de 1911. Por tanto, en marzo de 2011 celebramos 100 años de movilización en los que las mujeres del mundo escogen una misma jornada para reivindicar juntas y simultáneamente sus derechos y la mejora de sus condiciones de vida, participación y trabajo.

Clara Zektin (Sajonia, 1957 - Moscú, 1933), junto con sus compañeras trabajadoras y sindicalistas, se mantuvo en primera línea de la lucha contra la doble explotación, de clase y de género, que afectaba a las trabajadoras de su época. Su prioridad fue conseguir el acceso de las mujeres al empleo y la igualdad laboral, como base para su emancipación. Entonces, el sufragio suponía la puerta a la igualdad política y el trabajo profesional lo era a la igualdad económica, a la autonomía personal, a la liberación. Para ello, reclamó para las mujeres el derecho al voto, a la educación, a la participación política y sindical, a igual salario por igual trabajo, a revisar la legislación para avanzar en la igualdad. Reclamó la sociedad en clave de igualdad de género.
La lucha de Clara Zetkin es representativa del movimiento obrero mundial en su conexión con el movimiento feminista. Defendió infatigablemente durante más de medio siglo el derecho a la igualdad en el empleo de las trabajadoras y su derecho a participar en las organizaciones obreras, desde su participación en los partidos socialdemócrata y comunista y en las Internacionales Socialista y Comunista (II y III Internacional, respectivamente), lo que la confirma como referente imprescindible de los movimientos feminista y obrero.
Además denunció que las trabajadoras sufrían peores condiciones laborales que los hombres: ser mujer agravaba la explotación de clase pues tenían vedado el acceso a determinados trabajos, experimentaban jornadas más largas, trabajaban en peores condiciones y cobraban un salario inferior al de los hombres.

De Clara Zetkin son memorables sus actuaciones en las tribunas, entre las que destaca su conferencia en el congreso fundacional de la II Internacional (París, 1889) titulada "Por la liberación de las mujeres", considerada primera declaración política de la clase trabajadora en cuestiones que hoy denominamos de igualdad de género. Consiguió que el Congreso aprobara una resolución para que las trabajadoras reclamaran la igualdad de salario por igual trabajo, rechazando esta discriminación respecto a sus compañeros trabajadores.

En 1992 creó el periódico Die Gleichheit (La Igualdad), publicación de la que fue directora hasta 1917, y que se mantuvo como medio de comunicación dirigida a las trabajadoras, impulsando la igualdad de clase y de género, hasta 1925. Ya en 1907 fue designado como el medio oficial de la I Internacional de las mujeres socialistas en el Congreso de Stugartt, el mismo en que Clara Zektin fue elegida presidenta del Comité de las Mujeres.
En la II Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague en agosto de 1910, presentó una moción para que las mujeres celebrasen internacionalmente una jornada anual dedicada a la lucha por sus derechos, fundamentalmente por el sufragio femenino. Al año siguiente, en 1911, esta jornada se celebró el 19 de marzo en diferentes países. Debido al éxito de movilización y concienciación, se decidió celebrarla con carácter permanente. En 1914 algunos países, como Alemania, Suecia o Rusia ya lo celebraron el 8 de Marzo.
Debido a sus posiciones antibelicistas, entre otras cuestiones, Clara Zetkin abandonó el Partido Socialdemócrata alemán en 1917 y se afilió al Partido Comunista alemán, del que formó parte de su Comité Central (1919-1923). En 1920 fue nombrada, en la III Internacional (Internacional comunista) secretaria internacional de las Mujeres Comunistas.
Diputada en 1927, se exilió a la Unión Soviética cuando Hitler tomó el poder en 1933, muriendo ese mismo año.

Clara Zetkin y las trabajadoras demandaron básicamente lo mismo que se reivindica ahora. Un siglo después hemos avanzado pero no hemos llegado.

Igualdad en el trabajo y en la sociedad.

Igualdad en el empleo, en las prestaciones sociales.

Igualdad y corresponsabilidad.

Renovar la sociedad desde el eje transversal de la igualdad.

Hoy, las mujeres del 2011 podemos reconocemos en esta figura reivindicativa esencial de hace cien años. El 8 de Marzo está vivo.
La fecha fue reconocida como Día Internacional de la Mujer por Naciones Unidas en 1977 y cada año el 8 de Marzo es conmemorada por millones de mujeres y hombres en todo el mundo denunciando las desigualdades, discriminaciones y violencia que afectan a las mujeres, reclamando su erradicación.

Como homenaje a este siglo transcurrido se celebra especialmente esta fecha, simbólica pero efectiva de lucha y concienciación, defendiendo más derechos para todas las mujeres, y más derechos y mejores condiciones para todas las trabajadoras.
Se trata de hacer visible la lucha de las trabajadoras que han actuado en defensa de los derechos laborales, económicos y sociales de las mujeres, persistentemente, todos los días del año en estos cien años, en las calles y en los centros de trabajo, haciendo de cada día un 8 de marzo.
Constituye una de las reivindicaciones que debemos hacer con más fuerza, con voz más potente y sin tregua en la lucha porque esta consigna sea una realidad.

Volviendo a la realidad de 2011, la situación de crisis en la que se encuentra nuestro país ha puesto de manifiesto la debilidad de un modelo económico insostenible: la tasa de paro femenina sigue siendo mayor que la masculina, ocupando los trabajos más precarios y con más temporalidad.
Un estudio reciente del sindicato UGT demuestra que las mujeres siguen teniendo salarios más bajos en trabajos de igual valor que los de los hombres, y por lo tanto pensiones más bajas y en muchos casos inexistentes. En definitiva, la crisis económica incide especialmente en los sectores más desfavorecidos, en el que históricamente se encuentran las mujeres.

A pesar de que por ley se han alcanzado niveles de igualdad y cotas de ciudadanía impensables hace pocas décadas... se siguen reproduciendo comportamientos sexistas, como muestran los datos de violencia de género, de discriminación salarial, de promoción profesional.

A pesar de haber demostrado capacidad para todo tipo de profesiones y quehaceres (las mujeres hoy lideramos empresas, gobernamos países, investigamos, hacemos deporte, dirigimos bancos) la representación de las mujeres se sitúa en niveles muy bajos de participación en los campos económicos, financieros y políticos.

A pesar de estar mejor preparadas académicamente que los varones, e incluso las desempleadas tienen mayor nivel de formación que los desempleados... las mujeres siguen liderando las listas del desempleo y los trabajos mas precarios.

A pesar de que sabemos que ninguna diferencia biológica justifica la exclusión de las mujeres del empleo, y por cierto, tampoco la de los hombres en las tareas domésticas... los estereotipos sexistas siguen vigentes relegando a las mujeres al ámbito de lo privado e invisible y a los hombres al espacio público, visible y valorado.

Por todo ello:

Me sumo a la reivindicación de igualdad de salarios que los hombres en trabajos de igual valor.

Además de la igualdad legal, que ya se ha alcanzado, es necesario seguir luchando por una igualdad real en todos los ámbitos de la sociedad.

Apostamos porque los Planes de Igualdad sean una realidad en todas las empresas que estén obligadas a ello y que sirvan de medio para contribuir a la no discriminación por razón sexo y hacer de la empresa un modelo de desarrollo justo y equilibrado.

Es necesario que las mujeres alcancen puestos de responsabilidad, poder y decisión en todos los ámbitos: económico, político, social... una sociedad democráticamente madura no puede permitirse perder más de la mitad de su potencial.
La igualdad de género es una apuesta justa y económicamente rentable.

La sociedad, ni puede ni debe olvidarse de las mujeres, sin ellas superar la crisis será un reto inalcanzable.

ALGUNAS FRASES DE CLARA ZEKTIN

"La emancipación de las mujeres así como la de toda la humanidad sólo ocurrirá en el marco de la emancipación del trabajo del capital".

"Todas las mujeres, sin distinción de clase, valen políticamente igual como un medio para ganar ellas el derecho a un desarrollo más libre y a una mayor actividad en la sociedad".

"Todo el proletariado debe alzarse al grito de ¡Abajo las barreras legales que privan a las mujeres de iguales derechos políticos!".

"El sufragio femenino está necesariamente ligado a la emancipación económica de la mujer de las tareas domésticas y su dependencia económica de la familia y al incremento de la fuerza de su actividad como asalariada".

Quiero expresar mis agradecimientos a las personas que me han inspirado, hombre y mujeres, con sus comentarios, para realizar este largo post; a las mujeres trabajadoras con las que he compartido experiencias, estudio, trabajo y vida; a la escritora Ana Isabel Álvarez González, por su obra "Los orígenes y la celebración del Día Internacional de la Mujer 1910-1945", publicada en Oviedo, 2000, por KRK Ediciones; y especialmente a Pepa por ser un ejemplo.

Desde mi burbuja particular deseo a todas las mujeres trabajadoras y a todos los hombres trabajadores un feliz día.

lunes, 21 de febrero de 2011

CRISIS? WHAT CRISIS? APUNTES SOBRE MOTIVACIÓN Y OPTIMISMO

Decía Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”, y en su discurso ensalzaba la crisis, el fracaso y las penurias porque son el motor que nos mueve al cambio.
A veces tememos el resultado antes de poner en práctica una acción pero ¿de qué tenemos miedo?
 “Quien supera una crisis se supera a sí mismo. La única amenaza es la tragedia de no querer luchar por superarlo.”
En ocasiones todos necesitamos un revulsivo que nos mueva a actuar, que nos arranque de la silla y nos incite a movilizarnos. Nos falta motivación y optimismo. Parece que todo el universo conspirase contra nosotros. Reímos poco, nos dejamos llevar por el mal humor, negamos la realidad y no tenemos ganas da nada.
Los cambios que se suceden a nuestro alrededor y resulta complicado afrontar algunas situaciones. A todos, en mayor o menor medida, nos están afectando crisis diversas: la económica, la existencial, la de los 30, la de los 40, la laboral, la de pareja… y como denominador común mostramos nuestra inherente capacidad para adaptarnos a los hechos, nuestro conformismo y aguante. Es lo que hay. No nos gusta la situación pero la prolongamos porque no sabemos como acabar con ella. Es patente la necesidad general de motivación, se hace urgente elevar el grado de optimismo.  
Pero la solución puede estar mucho más cerca de lo que pensamos, está en nosotros mismos.
 
¿Por qué luchar para cambiar el mundo? ¿No sería más fácil intentar cambiar nosotros e intentar contagiar al de al lado? Prueba a sonreír, recibirás una sonrisa. No contestes mal ni pongas mala cara porque también funciona, recibirás lo mismo. Hay que hacer sentir bien a los demás, el optimismo es un virus que se contagia. Algunos gestos de alegría son imitados de forma inconsciente por nuestros interlocutores. Desgraciadamente el pesimismo también: hay que elegir qué cara poner si deseamos alcanzar un cierto grado de felicidad.
 
La felicidad no es conseguir algo, es tener motivos para cada mañana levantarte y perseguirlo, tener ganas y por qué vivir. La ilusión: es buscar el cómo. Poner en práctica la búsqueda.
Existe una cosa que se llama coeficiente de optimismo y no es más que la facilidad de una persona para hacer de cualquier experiencia algo positivo. Está demostrado que cuanto mayor sea ese coeficiente en una persona, mayor es su esperanza de vida. Si queremos vivir mucho tiempo y ser capaces de disfrutarlo, debemos poner en marcha cuanto antes los mecanismos para hacer de cualquier experiencia, aún crítica, algo positivo, constructivo, y cuando la vida nos dé una coz, intentar levantarnos rápido y recuperarnos, porque lo mejor está por llegar y no debe encontrarnos tirados y lamentándonos.
 
La mente atrae aquello en lo que piensa. Hay que imaginar, proyectar, visualizar que se obtiene aquello que se desea, creer que se puede conseguir.
¿Y qué hay de los sentimientos? Tendemos a justificar las emociones mediante razonamientos pero la mente nos engaña y sólo ve lo que quiere ver. La realidad la creamos cada uno con lo que elegimos ver en nuestra mente. Nuestros sentimientos crean interferencias en los aspectos racionales y entran en conflicto haciendo aparecer nuevos problemas… Un consejo: hay que confiar en la parte racional y aprender a dominar la parte emocional. Hay que buscar lo que queremos, hacer las cosas que nos apasionan, perseguir los sueños, y hay que actuar racionalmente para conseguirlo.
Ante la duda sobre si dejarse llevar por el corazón o por la cabeza: confía en tu corazón, no lo traiciones, sigue la dirección que te marque, pero actúa con cabeza.
 
Escuchar al cuerpo también ayuda: hay que identificar los síntomas. Cuando no somos felices el cerebro avisa y enfermamos o nos deprimimos, lo que reduce progresivamente nuestra esperanza de vida, nos estamos robando años. Los humanos nos empeñamos en complicarlo todo aumentando continuamente nuestras necesidades e incluso vamos contra nuestra propia supervivencia sometidos al estrés y al cansancio. La vida que llevamos nos hace mayores y nos mata, pero el cerebro nos avisa de que hay que cambiar de estilo de vida: redirigir nuestra rutina y nuestros comportamientos, volver a ser un niño con necesidades sencillas: disfrutar de la comida, del juego, descubrir cosas nuevas y practicar actividades olvidadas (leer, pintar, trabajar con las manos, correr, bailar, estudiar, cantar).
Retroceder en el tiempo aumenta la esperanza de vida. Moverse las multiplica: sal, corre, disfruta, sueña.
 
Dejo estas reflexiones aquí como recordatorio personal y os dejo el enlace a una verdadera fuente de motivación y optimismo. Espero que os resulte tan inspirador como a mí.

vídeo en Youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=sJLlPnhlTlU&feature=youtube_gdata_player

jueves, 17 de febrero de 2011

CRONICAS CELESTES

Querida Butterfly,
te escribo desde otra ciudad, tantos meses después de nuestro último contacto, casi podría decir que desde otra vida. Han cambiado tantas cosas a mi alrededor desde que no hablamos que casi puedo afirmar que soy otra persona. En fin, ya me conoces, sigo siendo Celeste. La Celeste inquieta, la insegura, la inconformista, la desaparecida… la loca de tu amiga. Y sí, sigo aquí, lejos de Madrid y de ti, pero te tengo muy presente.
Desde hace días me ronda la loca idea de hacerte una visita, sólo para verte, para contarte, para compartir un té y un cigarrillo, mas no me he decidido y en estos momentos me resulta imposible abandonar Barcelona así que te escribo esperando que aún sigas queriendo saber de esta mamarracha que solo se acuerda de ti para reclamar tu atención, darte sustos y contarte sus penas.
Me encuentro en Barcelona, viviendo aquí desde hace tres meses. ¿Recuerdas que vine durante el verano para acompañar a Lennon durante su operación? Pues la recuperación se prolongó más tiempo del previsto y aunque finalmente tuve que regresar a Madrid y a la rutina de la oficina, a primeros de octubre recibí una llamada que me obligó a dejarlo todo atrás, el trabajo, la casa… y acudir corriendo al encuentro de mi querido amigo.
Parecía que todo iba estupendamente. Algunas mañanas mientras esquivaba con prisas el tráfico infernal de la Castellana, de camino a la agencia, imaginaba a Lennon disfrutando de lo lindo tumbado al sol en la piscina de su hermano, o llevando a su sobrino al pasear por el zoo de La Ciudadela, o espantando a las palomas de la Plaza del Rey mientras se toma un café… Realmente creí que sus problemas estaban resueltos y hasta llegué a envidiar sus prolongadas vacaciones. Qué ingenua. La vida nos depara sorpresas inimaginables, se burla de nosotros jugando al engaño y al despiste, y cuando escuché la voz apagada de su cuñada al otro lado de la línea, supe que el destino andaba agitando los dados y que alguien perdería esta partida.
Lennon estaba mal, muy enfermo, en las últimas. Nadie sabía de su enfermedad, él se ocupó de engañarnos a todos y fingir que lo único que le preocupaba era recuperar la vista. Pero evidentemente, este problema sólo era un síntoma del rápido deterioro que su organismo estuvo sufriendo durante los dos últimos años.
No necesité saber más, si siquiera el nombre de la maldita enfermedad, tenía que acudir a su lado, me necesitaba.
Sólo me detuve en casa para meter algo de ropa en una mochila, hacer un par de llamadas a mi padre, a mi jefe, y me monté en la moto con la única idea de llegar cuanto antes, antes de que fuera tarde. Pero Lennon me estaba esperando y sus ojos se iluminaron al verme aparecer, cansada, despeinada y sudorosa, en la puerta de la enorme habitación que ocupaba él solo en un carísimo hospital privado, muy similar a la clínica de su hermano. Los amplios sillones, la enorme pantalla de plasma y el servicio de café, agua, tazas y pastas colocado sobre una mesita para deleite de las visitas, no me impidieron observar los numerosos monitores a los que permanecía conectado por un sin fin de cables y tubos. Con una mano escuálida y torpe se apartó la mascarilla del oxígeno para poder hablarme, pero el enfermero sentado junto a su cama se lo impidió y me invitó a entrar pidiéndole tranquilidad.
Yo permanecí sólo unos segundos más clavada en el umbral de la puerta, con el casco en una mano y la mochila en la otra, bloqueada y sin saber qué hacer. Solo reaccioné ante el gesto impaciente del enfermero que agitaba su mano pidiendo que me acercase.
Solté todo de cualquier manera en un rincón sin apartar la mirada de mi amigo que sonreía con amargura. Cogí su mano, delicada, frágil, surcada de venas y repleta de unas manchas que yo antes nunca había percibido, y mientras le besaba en la frente noté como su cabeza se hundía en la almohada. Su pelo, ralo y desvaído, se pegaba sobre el cráneo mostrando algunos claros.
Cerró los ojos, sin hablarme, con una mueca de dolor, y apretó mi mano en un gesto que sin decir nada lo decía todo. Ya estaba allí. Le devolví suavemente el apretón y permanecimos así mucho rato, sin decir nada. Todo está bien, ya estoy aquí.
Pasé mucho rato con su mano entre las mías, susurrándole palabras tranquilizadoras, como se habla a un niño para que se duerma, recordando los días compartidos en agosto tras la operación, contándole no sé qué tonterías de un incipiente otoño en Madrid, vigilando que su pecho subiera y bajara con cada respiración, resistiendo con fuerza la lágrima que quería escapar por el rabillo del ojo y rodar por mi mejilla. Los dos solos.
En algún momento apareció su cuñada, lamentándose por llegar tan tarde. Había tardado en encontrar a una persona que pudiera hacerse cargo del niño mientras ella acudía al hospital. Nos fundimos en un abrazo sin palabras. La encontré asustada, triste y cansada. Ella me acusó de loca por venir con la moto, por llegar tan rápido. Solo cuando entró su otro cuñado, el médico, acompañado de un doctor y dos enfermeras, supe que el momento de enfrentarse a la verdad y averiguar qué demonios estaba ocurriendo había llegado.
No por esperado el mazazo resultó menos doloroso. Lennon se iba, se marchaba ya, le quedaban muy pocos días, quizás sólo horas. Hacía años que estaba sentenciado pero en las últimas semanas todo se había precipitado. Él lo supo desde el principio, pero no quiso cambiar su destino ni el de los demás, y decidió no compartir con nadie sus idas y venidas a diferentes hospitales, decidió afrontar solo los tratamientos más agresivos, no cediendo a la autocompasión, y hacía ya más de un año que simplemente esperaba, no había más que hacer, y decidió vivir lo que le quedara sin miedo, como si hubiera mañana para él.
El destino no había previsto nuestro encuentro, o quizás  nos quiso hacer un regalo a ambos: a él con una compañera inesperada cuyas locuras y problemas le alejaron momentáneamente de los suyos; a mí con un alma gemela, una especie de gurú cuya experiencia me ha enseñado a quererme a mí misma. En muy pocos días, entre nosotros se forjó una extraña amistad con la que ninguno habíamos contado y que de algún modo, nos cambió la vida. Y ahora todo se venía abajo. Punto y final, sin retorno.
Recuerdo esos pocos días con infinita tristeza. Los días se sucedían pero apenas éramos conscientes del paso del tiempo, de las horas de luz, de la noche, tan sólo la ida y venida de médicos, enfermeros y familiares marcaba el ritmo de los descansos, de las pequeñas conversaciones, de las mínimas pausas para comer algo, ir al baño, esperar. Conseguí que me trajeran unos pequeños altavoces para mi iPod y las horas pasaban escuchando música, la música que mi amigo me había enseñado a escuchar. Barcelona lloraba conmigo a través del gran ventanal contra el que las gotas de lluvia repiqueteaban constantemente. El exterior se teñía de un gris fúnebre y frío.
Una mañana desperté tirada en uno de los sillones con dolor de cuello. Me incorporé para estirarme y al mirar hacia su cama me sorprendió ver que Lennon, totalmente despierto me sonreía. Con voz apagada pero mucho más firme que días atrás me pidió un poco de agua y con un gesto me indicó que me sentase en la cama a su lado. Me habló lentamente, con un hilo de voz entrecortada, aspirando de tanto en cuando bocanadas de aire a través de su respirador. Me contó toda la historia, la suya, la del joven exiliado por motivos políticos, aficionado al jazz y a los libros; y la historia de amor entre su hermano menor y su cuñada viuda, y la de su aristocrática familia, con tanto dinero como crueldad; y la de su hermano médico, tan ambicioso y prometedor… y con cada palabra, con cada frase, iba sacando fuera de sí todo tipo de rencores, miedos, recuerdos de infancia, pequeños triunfos, momentos íntimos, frustraciones, instantes de felicidad, hilvanando una preciosa historia para que yo pudiera conservar su recuerdo. Y con cada frase, con cada palabra, su voz se iba apagando, la historia llegaba a su fin y por fin conocí el por qué de su silencio, de su secreto, de su soledad. Y lo entendí y lo admiré. Juntos lamentamos no haber podido disfrutar más tiempo de esta amistad pero Lennon se marchó recordándome que el tiempo es relativo y solo cuenta lo que vivimos, y el valor de un solo instante frente al peso de años perdidos. Su marcha fue simple y silenciosa, como un aleteo de mariposas.
Por ahora sigo en Barcelona. Ahora me resulta difícil pensar en volver a Madrid, aunque sé que tarde o temprano lo tendré que hacer. Aquí me han acogido como una más de la familia, para bien y para mal. Unos me han mostrado su aprecio y tomaron en consideración mi opinión en la toma de decisiones sobre Lennon. Otros me han mostrado su desprecio abiertamente, para ellos solo soy la querida del hermano enfermo, del raro, pero no les daré el gusto de sacarles de su error, no se lo merecen. Evidentemente, he hecho piña junto a Estrella y su niño, enfrentada de por vida al hermano mayor, la tieta y el sobrino pijo que, como fieras, no tardaron en sacar a relucir el tema de la tienda de discos. Repugnante. Pero Lennon fue más inteligente de lo que llegaron a imaginar y todo ha quedado a nombre de su pequeño sobrino, de ojos oscuros y rasgados, iguales a los de su madre, y ahora planificamos la vuelta a Madrid, está buscando piso por el centro y cuando se instale la ayudaré a reabrir la tienda de discos. Pero esa es otra historia, la suya.

Estrella quiere dejar atrás un pasado doloroso y empezar con su niño una vida feliz. Ahora tienen una nueva amiga y nos llevamos estupendamente. Hablamos mucho, le he hablado de ti. Hablamos mucho de Lennon y su hermano menor, de sus recuerdos y los míos, de lo difícil que es levantarse cada día sabiendo que nunca más podrás ver, ni hablar, ni tocar a ese ser querido. Nos hacemos compañía y divagamos matando el tiempo preguntándonos cómo hacer para conciliar el sueño, cómo llenar el vacío que deja su ausencia, cómo no recordar cada palabra, cada gesto… ¿Cómo arrancarte este dolor y echar a vivir de nuevo?  Hemos hecho un pacto, ante la flaqueza de una la otra contará un momento feliz, un recuerdo, una anécdota, las cosas buenas. Vamos a celebrar su recuerdo festejando su vida, recordándola, llorando, sí, pero con una sonrisa y una canción. Y en estos días de recuerdo para mi amigo he pensado mucho en ti y quiero que lo sepas: eres importante para mí. Aunque no te vea, no hablemos, no esté, te llevo en mi corazón.

Querida Butterfly, pronto iré a verte, espérame para la primavera.

lunes, 14 de febrero de 2011

DE VIAJE POR... MADRID

¿Moscú?
 
No, Madrid.
Hace poco más de cien años, entre 1902 y 1910, el arquitecto Fernando Arbós levantó en la calle Alcalá la Iglesia de San Manuel y San Benito: el mejor ejemplo de aquitectura neobizantina de la capital. Tiene planta de cruz griega y una cúpula en cuyas pechinas se representan los cuatro evangelistas.
Durante la Guerra Civil se salvó de las llamas pero sólo porque el Gobierno del Frente Popular decidió utilizarlo como almacén.

¿Nueva York?
No, Madrid.
La fachada del Banco de España es uno de los edificios más conocidos de Madrid, no así su interior que no desmerece en nada la magnificencia que se ve desde fuera. Aunque el Banco de España fue fundado en 1856 no ocupó la actual sede hasta finales de siglo, cuando se levantó este edificio en el mismo corazón de la ciudad. Por fuera es de estilo neoclásico con toques venecianos y por dentro se asemeja a estaciones de tren como la neoyorquina de Grand Central Station.

¿Roma?
No, Madrid.
Al noreste de la ciudad, no muy lejos del aeropuerto de Barajas, se encuentra el parque del Capricho. En origen fueron los jardines del palacio de los duques de Osuna, un palacete neoclásico que se encuentra en uno de los extremos del parque. Tanto los jardines como el palacio fueron levantados a finales del siglo XVIII. El templete dedicado a Baco, dios del vino, es uno de los monumentos más característicos de estos aristocráticos jardines.

¿Florencia?
No, Madrid.
Las Escuelas Pías de San Fernando, situadas en Lavapiés, fueron el primer colegio de los Escolapios que hubo en Madrid. El edificio, dedicado al santo patrón del entonces monarca Fernando VI, se construyó en el siglo XVIII y era una escuela para niños pobres.
El 19 de julio de 1936 lo prendieron fuego, no siendo reconstruido posteriormente. Se mantuvo en estado devastado hasta que en 2002 la UNED lo habilitó como biblioteca dejando visible parte de las ruinas como recuerdo de la Guerra Civil.

¿París?
No, Madrid.
La Escuela de Ingenieros de Minas de la calle Ríos Rosas fue inaugurada en 1893. El arquitecto ideó un edificio de planta rectangular estructurado en torno a un patio central con dos torreones rematados por cúpulas de estilo francés. El patio lo cubre una estructura de hierro y cristal. Todo el edificio rezuma influencia parisina.

¿Viena?

No, Madrid.
La de Santa Bárbara era la iglesia que pertenecía al Convento de las Salesas Reales fundado por la reina Bárbara de Braganza en 1748.
A finales del siglo XIX las monjas fueron exclaustradas y el edificio del convento dedicado a Palacio de Justicia. La iglesia se convirtió en parroquia, una más de Madrid, aunque con regios inquilinos. En ella está enterrada la propia Bárbara de Braganza y su esposo, el rey Fernando VI, que no quisieron ser sepultados en el monasterio de El Escorial como el resto de reyes de España.

¿Lisboa?
No, Madrid.
La catedral de Alcalá de Henares es sede de la diócesis homónima y la única en el mundo, junto a la iglesia de San Pedro de Lovaina, que posee el título de "Iglesia Magistral", lo que implicaba que todos sus canónigos debían ser doctores en Teología.
Fue levantada en el tramo final del gótico, de ahí que muchos de sus elementos sean ya típicamente renacentistas.

¿Barcelona?
No, Madrid.
El Caixa Forum del Paseo del Prado es el último añadido a la ya grandísima oferta cultural de la ciudad. Fue inaugurado en el año 2008. El complejo es obra del prestigioso estudio de arquitectura Herzog & De Meuron, que consiguieron levantar un museo desde cero respetando la antigua Central Eléctrica de Mediodía.
Lo más llamativo del conjunto es el jardín vertical obra del botánico francés Patrick Blanc. El jardín ocupa la medianera del edificio adyacente y está compuesto por 15.000 plantas de 250 especies diferentes.

¿El Pirineo?
No, Madrid.
Al Norte de la Comunidad se encuentra Buitrago del Lozoya, un pequeño pueblo amurallado que custodia el paso de Somosierra. Fue fundado por Alfonso VI de Castilla en el año 1096, cuando sus habitantes recibieron las armas del escudo.
Aparte de su muralla que data del siglo XI, Buitrago tiene un castillo, una iglésia gótico-mudéjar y hasta un museo dedicado a Picasso con obras que el pintor regaló a su peluquero, nacido en el pueblo.

¿Finlandia?
No, Madrid.
Cerca de Rascafría, en las inmediaciones del Monasterio de Santa María del Paular, se encuentra el bosque de Finlandia, un bosque de coníferas y árboles de hoja caduca similar a los del Norte de Europa. El bosque se beneficia del microclima que existe en el Alto Valle del Lozoya, a 1.000 metros sobre el nivel del mar y rodeado de picos de más de 2.000 metros de altitud y una pluviosidad mayor que en el resto de la meseta. La nieve suele hacer acto de presencia a menudo en invierno. En verano la suavidad de sus temperaturas lo han convertido en meca de senderistas y amantes de la naturaleza.

¿Chicago?
No, Madrid.
A 230 metros del suelo, altura a la que se encuentra la azotea de la Torre Espacio, el tráfico del paseo de la Castellana no es más que un lejano rumor.
El conjunto de rascacielos conocido como "Cuatro Torres" fue levantado entre 2004 y 2008. La más alta es la Torre Cajamadrid que, con 250 metros, es también la más alta de España y la quinta de Europa.

¿Escocia?
No, Madrid.
En 1907 Alfonso XIII inauguró el embalse de Santillana construido sobre el cauce del río Manzanares.
Para rematar la presa los arquitectos diseñaron una torre de estilo gótico plateresco que sirviese de anticipo al castillo medieval que se encuentra al otro lado del embalse. En los años 60, el embalse se había quedado pequeño y se levantó una nueva presa delante de la antigua aunque conservando ésta, de modo que la torre se quedó en mitad del lago artificial y ahí lleva más de un siglo viendo subir y bajar el nivel de las aguas.

¿Islandia?
No, Madrid.
Durante el verano de 1964 la sequía castigó severamente a la capital. Fue entonces cuando se pensó en retener las aguas del río Lozoya en su curso alto, área donde más llueve de toda la región.
El embalse se inauguró tres años después dejando un soberbio lago artificial de 480 hectáreas a los pies de la sierra.
Aparte de éste, el río Lozoya tiene cuatro embalses más, de ahí que decir agua de Madrid, famosa por su calidad, es casi lo mismo que decir agua del Lozoya.

¿Borgoña?
No, Madrid.
En 1782, Carlos III fundó en Aranjuez la Bodega del Real Cortijo para conservar y envejecer los vinos del mismo nombre. Después de una historia muy ajetreada hoy la bodega sigue haciendo lo mismo que entonces: produce muy pocas botellas, unas 25.000 al año, que sólo pueden disfrutar los socios de un selecto club enológico.
Ofrece también la posibilidad de celebrar eventos en sus centenarias cuevas y, ya de paso, catar el vino.

¿Madrid?
Si, Madrid.
La mole de la catedral de la Almudena se levanta poderosa encaramada sobre el promontorio donde hace mil años nació la ciudad. Unos metros más abajo discurre el humilde Manzanares, el aprendiz de río vilipendiado hasta la extenuación.
Cuentan que, en cierta ocasión, un Regidor de la Villa invitó a Lope de Vega a la inauguración de un puente. El dramaturgo se presentó en la ribera y, al ver el contraste entre la magnificencia del puente y la miseria del río, le dijo al Regidor que Madrid tenía que elegir entre comprarse un río o vender el puente.
Hoy, tras varias obras hidráulicas que han estabilizado su caudal y le han devuelto la limpieza al agua, la ciudad puede tener las dos cosas: agua, aunque no mucha, y pequeños puentes como el de la reina Victoria, construido en 1908.

NOTA: Esta mañana he encontrado en mi buzón de correo electrónico uno de los habituales envíos masivos... pero esta vez me ha impresionado y he querido trasladarlo a este almacén de mariposas.
Del contenido gráfico y textual de este post, no reclamaré más mérito que el de la corrección ortográfica y de estilo de algunos textos. Espero que os guste tanto como a mí y os ayude a descubrir los secretos mejor guardados de Madrid!