miércoles, 20 de octubre de 2010

VIAJE INTERIOR

Un tiempo para pensar, un tiempo para viajar y un tiempo para descansar.
Demasiado tiempo que no tengo. Los días se acortan y dejan paso a una sucesión de noches largas e insomnes en las que, despierta, sueño volar.
Lejos, en algún rincón de la ciudad, suena una música informe: el rumor de un submundo lleno de sombras. A oscuras, siento el frío del amanecer que llega tarde, penetra en el alma e impide pensar, y el tacto húmedo de las sábanas arrugadas bajo la piel ardiente que no reposa.
Pasan las horas, lentas, eternas. Y siento crecer esas alas frágiles y empolvadas que se agitan temblorosas y me elevan, dejando atrás mi propia voluntad.
Entonces el sueño me vence y vuelo lejos, por encima de árboles y tejados, ciudades, puertos y bosques, hacia mundos exóticos y misteriosos que quedan atrás, océanos de dunas y mares de roca. Estrellas de fuego, tórridos huracanes, lluvia cristalizada, ríos de plata, pájaros de colores, flores de hielo, mariposas verdes.
Tan lejos voy que nada queda ya por delante… E inexorablemente me asomo al borde del abismo de cada amanecer y solo la decisión tenaz de afrontar la aventura de cada día tira de mis alas hacia atrás, guiando mi voluntad y alejándome de las visiones oníricas de mi subconsciente.
Y el viaje continúa, apenas despierto, y gasto el nuevo día buscando incansable cómo saciar esa necesidad: ver, probar, escuchar, tocar, oler. Saber. Tiempo para pensar, tiempo para viajar, tiempo para descansar.

"¿Por qué la gente viaja? Porque el mundo es un libro y los que no viajan leen sólo una parte de sus páginas."

"Todo viaje es una búsqueda y una fascinación para el universo de los sentidos."
(Sabiduría popular destilada en Facebook)

"Lo posible de lo imposible se mide por la voluntad de un ser humano."
(Enviada por Mario Bilbao el 7 de marzo de 2010, leída en el Restaurante Mugartiz)

"No buscaba nada y llevo días buscándome yo"
(Vetusta Morla- Estatua de sal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya que estas aquí, podrías decirme que te parece todo esto! Vuelve pronto! Un saludo,
Mme. Butterfly.