miércoles, 20 de octubre de 2010

VIAJE INTERIOR

Un tiempo para pensar, un tiempo para viajar y un tiempo para descansar.
Demasiado tiempo que no tengo. Los días se acortan y dejan paso a una sucesión de noches largas e insomnes en las que, despierta, sueño volar.
Lejos, en algún rincón de la ciudad, suena una música informe: el rumor de un submundo lleno de sombras. A oscuras, siento el frío del amanecer que llega tarde, penetra en el alma e impide pensar, y el tacto húmedo de las sábanas arrugadas bajo la piel ardiente que no reposa.
Pasan las horas, lentas, eternas. Y siento crecer esas alas frágiles y empolvadas que se agitan temblorosas y me elevan, dejando atrás mi propia voluntad.
Entonces el sueño me vence y vuelo lejos, por encima de árboles y tejados, ciudades, puertos y bosques, hacia mundos exóticos y misteriosos que quedan atrás, océanos de dunas y mares de roca. Estrellas de fuego, tórridos huracanes, lluvia cristalizada, ríos de plata, pájaros de colores, flores de hielo, mariposas verdes.
Tan lejos voy que nada queda ya por delante… E inexorablemente me asomo al borde del abismo de cada amanecer y solo la decisión tenaz de afrontar la aventura de cada día tira de mis alas hacia atrás, guiando mi voluntad y alejándome de las visiones oníricas de mi subconsciente.
Y el viaje continúa, apenas despierto, y gasto el nuevo día buscando incansable cómo saciar esa necesidad: ver, probar, escuchar, tocar, oler. Saber. Tiempo para pensar, tiempo para viajar, tiempo para descansar.

"¿Por qué la gente viaja? Porque el mundo es un libro y los que no viajan leen sólo una parte de sus páginas."

"Todo viaje es una búsqueda y una fascinación para el universo de los sentidos."
(Sabiduría popular destilada en Facebook)

"Lo posible de lo imposible se mide por la voluntad de un ser humano."
(Enviada por Mario Bilbao el 7 de marzo de 2010, leída en el Restaurante Mugartiz)

"No buscaba nada y llevo días buscándome yo"
(Vetusta Morla- Estatua de sal)

lunes, 18 de octubre de 2010

DE VIAJE POR... SAN JUAN DE LOS REYES, TOLEDO (seguimos con las gárgolas)

Toledo es tierra presta a la leyenda y el misterio.
En esta ciudad, ceñida por las aguas del Tajo, conviven desde hace siglos la cultura cristiana, la judía y la musulmana, por lo que uno puede pasear tranquilamente por los estrechos callejones de la judería de camino a la sinagoga y tropezar con unos baños árabes, unos restos de muralla medieval o un templo cristiano. Sus piedras son un libro abierto donde leer la historia que permanece viva.
Y parte de la historia es la leyenda. Narraciones contadas en voz baja, nunca demostradas, que atribuyen misterios a cada esquina y cada rincón.
Cada piedra respira, se contrae y se expande al paso de sus visitantes, susurrando secretos gélidos. Cuentan que en el Monasterio de San Juan de los Reyes seres etéreos pasean por los claustros arrastrando su historia.
En ocasiones, algún turista rezagado ha sentido un soplo helado en la nuca que le eriza el vello y, por el rabillo del ojo, cree adivinar un movimiento fugaz entre los muros, tras una columna o escapando por un arco de medio punto, girándose para descubrir la broma y encontrándose únicamente acompañado por bajorrelieves de delicado follaje en los que santos y animales fueron tallados con esmero devoto.
Cuando cae la noche, las gárgolas, seres mágicos petrificados y suspendidos al vacío de por vida, cobran vida y se apean de las alturas a las que les condenaron, mareados por el vértigo y helados en su quietud inerte, para comentar la divina modernidad que se desarrolla a través de los siglos bajo sus ojos de roca, a su sombra impertérrita.
Seres antropomorfos, bestias y humanos, entes alados, formas retorcidas y con garras, se ríen de los humanos, pobres mortales insignificantes, tan ignorantes, tan solitarios.
Acechan en la oscuridad.
Cuidado si te soplan en la nuca y no encuentras quién, podrían convertirte en uno de ellos.
Imágenes tomadas por Juan López Pajarón. San Juan de los Reyes, Toledo. 17 de febrero de 2008.

jueves, 7 de octubre de 2010

DE VIAJE POR… GÁRGOLAS FRANCESAS Y PALABRAS

En un post anterior dedicado a les châteaux de la Loire comentaba la abundancia de imágenes que “mes amis” habían traído como recuerdo de su visita veraniega al país vecino. Pues bien, en esta ocasión he seleccionado algunos de los detalles arquitectónicos que más me han llamado la atención junto con algunas de las frases y citas célebres que poco a poco voy recopilando.

Sirvan como deleite a la vista y alas para la imaginación.

 “Decir lo que sentimos. Sentir lo que decimos. Concordar las palabras con la vida.”
Séneca.

 “¿No observáis que somos gusanos nacidos para formar la angelical mariposa?”
Dante Aliguieri.

“Seamos realistas, pidamos lo imposible.”
Lema de Mayo del 68, París.

 “La imaginación es más importante que el conocimiento.”
Albert Einstein.
 
 “¿No es increíble todo lo que puede tener dentro un lápiz?”
Guille (hermano de Mafalda)

“Siempre he amado el desierto. Uno puede sentarse sobre una duna de arena, sin ver ni escuchar, y sin embargo siempre hay algo que brilla en el silencio.”
El Principito. Antoine de Saint-Exupery.

 “Cursum perficio” (Aquí acaba el viaje)

El mérito de las fotografías, aparte de la inestimable contribución de arquitectos y escultores ya desaparecidos, corresponde a los autores de las imágenes: Contxi, Clarix, Mentxu (delegación de las Txotxonis) y el indomable Celorrio.