miércoles, 3 de marzo de 2010

CELESTIADAS II. Las sensaciones morales son engañosas mientras que la verdad sólo está en las sensaciones físicas. (Marqués de Sade)

Pues sí. Tu fama te precede y antes de que sigas debes saber que no necesito más detalles. Supongo que al final te lo has tirado, y como siempre ya ni os habláis... no falla. Anda cuenta, ¿y qué ha pasado?
Mira que te lo he dicho veces, que pienses las cosas antes de hacerlas, que no te fíes de nadie. ¿No se te ocurrió que un tío que no trabaja y no hace nada en todo el día más que fumar y salir de fiesta no puede acabar bien? claro que ha sido divertido, si tú siempre te diviertes, pero divertirse no lo es todo. Piensa un poco más en tí y en la gente a quien le importas. Si, claro que tú me importas, idiota! yo también te he echado de menos y me he sentido fatal. Te empeñas en hacerte daño y no te das cuenta del daño que haces a los demás, empezando por mí que no sabía nada de tí, ni dónde estabas, ni qué estarías haciendo y con quién. No, si tu madre no soy, pero es que me preocupo por tí, por que estás loca tía, y un día te va a pasar algo, algo saldrá mal y acabarás jodida.
En el fondo creo que lo buscas, que sigues autocastigándote, sabes que no debes cometer los mismos errores y una y otra vez tropiezas con la misma piedra. Tienes un ramalazo sadomasoquista que al final te va a pasar factura.
Si, no te rías que te estoy hablando en serio, sabes bien a qué me refiero. Sigues buscando lo mismo que hace diez años y no puede ser. No eres ninguna tonta que necesite que la mantengan y la cuiden, hace mucho que te vales por tí misma y las cosas te van bien, sólo tienes que quitarte de una vez esa puta coraza de happy que llevas y tomarte todo un poco más en serio. ¿De qué te sirve tanta fiesta y tanta diversión? ¿No ves que podrías estar comiéndote el mundo? Yo misma en tu lugar me daría con un canto en los dientes. ¿Qué más quieres? tienes pelas, tienes clase, eres guapa y lista, un curro de puta madre, que a saber qué piensan de tí en la ofi cuando apareces de resaca y con tus pintas... tienes un padre que en el fondo, por mucho que insistas en que pasa de tí, sabes que te adora, tienes tiempo... joder, lo tienes todo a tu favor, pero te empeñas en tirarlo todo por la borda, ponerte hasta el culo, no hacer nada y liarte con tíos que no hacen más que joderte más y más.
¿Qué ha sido de tus planes? si, aquello de tener la mochila preparada para salir corriendo a cada oportunidad. Tres meses en París, fin de semana en la sierra, quince días en la playa... tú no parabas y ahora te consumes intentando olvidar poniéndote hasta el culo, de fiesta en fiesta, sin dormir, sin descansar, enganchadita a las pastillas y bebiendo demasiado, tomándote todo a la ligera y machacándote viva por que no eres capaz de olvidarte de un hijodeputa que hace años te dejó por otra, se casó con otra y tuvo un niño con otra, y siguió jugando contigo por que tú se lo permitiste y por que en el fondo eres una blanda.
Ya, Celeste, ya sé que no quieres volver a eso, pero eso es lo que te pasa y por mucho que lo niegues tú y yo nos conocemos muy bien, y te quedaste colgada y no quieres aceptarlo.
Llora si te apetece, ¿y ahora la sádica soy yo? no, maja, son tus heridas que siguen abiertas y tú solita te empeñas en echarles sal. Pues claro que tiene que ver, es que siempre pasa lo mismo, vienes aquí, me cuentas tus historias, los líos en los que te metes, y me calientas la cabeza, y yo me cabreo por que ya no eres la misma Celeste, porque yo quiero hablar con mi amiga, y no con la frívola que aparentas ser, y te tengo delante pero no te reconozco, y tú te ríes, sí, pero no te das cuenta de que la única que sale perjudicada eres tú, y que acabarás mucho más jodida si no le pones freno.
Antes, ya no recuerdo ni cuándo, eramos uña y carne, sí, dos almas gemelas, nos divertíamos juntas, pensábamos igual, pero ya nada es igual y ¡tú no quieres darte cuenta!
A veces tengo la impresión de que estamos una al lado de la otra, juntas, tan bien, y de repente una niebla espesa lo invade todo y aunque oigo tu voz muy cerca, no te veo, no te reconozco, y lo único que quiero es que agarres mi mano y salgamos juntas de esta niebla gris.
Venga anda, sí, yo también tenía ganas de abrazarte. Si tenía un nudo en el estómago que no sabía cómo deshacer... Cabeza loca. No sé ni por qué te aguanto... si no fuera por que sé que en el fondo eres un sol...
Si, creo que a mí también me apetece una copa, joder y fumar! pero te advierto que hace semanas que no lo pruebo... venga anda, límpiate los ojos y ponte la chupa que nos vamos a tomar algo. ¿Me llevas en la moto? ¿segura? pues espera que creo que tengo un casco guardado por ahí... no sé, alguien que se lo dejó...
¿Sabes que con el pelo así, cortito, me pones cachonda?
Sí claro, ya te gustaría, marimacho! Cuando tú quieras y donde quieras... bocazas que eres una bocas...
Por supuesto que la primera, y la segunda, y la tercera, las pagas tú!
Vamos, que me tienes que contar lo de la tienda de discos, sí esa del hippy y los pingüinos cantores... joer, ¿en serio se llama Lennon?...

CONTINUARÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya que estas aquí, podrías decirme que te parece todo esto! Vuelve pronto! Un saludo,
Mme. Butterfly.