miércoles, 18 de noviembre de 2009

¡FELIZ CUMPLEBLOG!

En estos días se cumple el primer año de este cajón de sastre que son mis mariposas.
Un añito en el que hemos comenzado a andar juntos, de la mano de las letras y las ideas, volando sobre unos bichos imaginarios que hacen cosquillas en el estómago y, a veces, escuecen los ojos.
Hoy, ahora, es buen momento para echar la vista atrás y reflexionar sobre el resultado.
En estos 360 y pico días he aprendido varias cosas.
Que nunca es tarde para volver a retomar lo que nunca se abandona, porque nunca se olvidó...
que el ejercicio de volcar en letras las palabras que no conseguían salir de mi garganta ha dado resultado...
que a pesar de mi estilo críptico estoy logrando desenmarañar mis propias metáforas y voy aprendiendo a vivir con ellas...
que Celeste nunca se irá si yo no la dejo ir...
que no soy tan fuerte como pensaba...
y he aprendido a arrepentirme sin arrepentimiento.
Un año pasa muy rápido y al menos éste ha dejado huella. Quizás no vuelva a escribir pero hoy llevo una mariposa tatuada en mi piel que me recuerda a diario quien soy y, sobretodo, que tengo una preciosa colección de bichos a los que os debo mucho, mucho. Os llevo conmigo.
No sé muchas cosas ni estoy segura de saber hacer algo bien, pero tengo mis palabras y esta plataforma desde la cual os doy las gracias por estar ahí, conmigo.
¡Feliz cumpleaños, mariposas!

sábado, 14 de noviembre de 2009

AUREVOIR CELESTE, BIENVENUE MADAME BUTTERFLY!

Sobre la piel sólo llevaba un aroma, dulce y espeso, una nube de encaje negro y purpurina plateada.
La despedimos sin lágrimas, con la resignación del que espera desde hace tiempo el único desenlace posible.
No hubo palabras leídas, cantadas o declamadas desde un púlpito. Ya estaba todo dicho.
Se fue dejando tras de sí varios corazones rotos, un alter ego confuso y una vida desordenada, desapacible, descarada, desarraigada, digna de otros muchos adjetivos que empiezan por "des".
Cuando el último de los presentes hubo abandondado el pequeño cuarto, yo misma cerré la puerta en silencio no sin antes echar la vista atrás, sólo por una vez, la última vez.
No sé si fue mi imaginación pero allí frente a la ventanita de cristal tras la cual Celeste ardía sus últimos fuegos, creí atisbar dos pequeñas mariposas verdes revoloteando alegres ante su morada final. Sutil despedida.
Puede que lo imaginara y parpadeé con sorpresa. Cuando abrí los ojos nada ví.
Tome aire, respirando profundamente, aspirando con ansia un oxígeno que por primera vez en mucho tiempo sentía limpio y transparente.
Caminé segura y erguida hacia mi nueva vida, el resto de mi vida, imaginando en mis oidos las notas del aria dulce de Verdi: la Callas interpretando el papel de japonesa ultrajada y abandonada.
Belleza en estado puro agitando las alas, pugnando por sobrevivir.
Me lo he prometido: nunca más Celeste.
Bienvenida, Madame Butterfly.

A LITTLE CONVERSATION

Ven aquí. Siéntate a mi lado. No, no digas nada. Relájate, quiero contarte algo.
Mírame.
¿Sabes qué es lo que me gusta de tí? No, claro que no, qué vas a saber.
Te cojo la barbilla y giro tu cara hacia mí. Mírame y no hables.
Sólo tienes que escuchar.
Quiero que escuches y me mires.
Si te ríes me va a costar ponerme seria. Tengo un nudo en la garganta y se me eriza el vello de la nuca.
Escúchame.
Cojo tu mano y siento tu temblor, pero no la apartas y puedo sentir como tus dedos rozan suavemente los míos.
¿Sabes? me gusta que seas tan... Tan así.
No sé nada de tí, no sé quién eres. Te miro y veo una inmensa caja fuerte cerrada con mil candados, un libro sin título y con las páginas en blanco, un enigma imposible.
No sé quién eres, ni qué te gusta, ni qué haces, ni en qué piensas, ni qué opinas.
¿Por qué me miras así?
No sé nada de tí, pero no importa, te siento muy cerca.
Y no sé si quiero saber. Te quiero así y así me gusta.
No eres fácil y eso hace todo mucho más interesante. Yo puedo seguirte el juego y no pedir nada a cambio.
Bueno, algo sí te quiero pedir. No me mires. Cierra los ojos.
¿Confías en mí?
No deberías.

(Continuación de "Another conversation at paradise". Continuará.)