lunes, 15 de junio de 2009

OLVIDAR SIN QUERERLO

“Cuídate sólo de guardar
algún recuerdo hermoso de este olvido...
[en el que me abandonas
sin un adiós, siquiera un "te he querido"]”.

He roto tus palabras. Quebré las líneas escritas para no ver nunca tu letra, el papel que rozó tu mano, tus tildes y tus comas, la tinta de tu pluma.
He quemado tus cartas, vaciado el buzón, desnudado la agenda de datos que siguieran tu pista.
He anulado tus números, tus direcciones y tus fotos. Ya no quiero, ya no te quiero. Esa será mi venganza, hacer como que no existes, aunque me mate de noche y no me deje vivir de día.
Esa será mi venganza y mi agonía.
Ni te quiero, ni te quise, ni te dejo de querer. Ahora ¿qué importa? Ya es tarde.

Adiós no es nada.
Hasta nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya que estas aquí, podrías decirme que te parece todo esto! Vuelve pronto! Un saludo,
Mme. Butterfly.