jueves, 8 de enero de 2009

REBAJAS, SALDOS, OFERTAS

UN BUEN MOTIVO PARA NO SALIR A LA CALLE

(y menos con el frío que hace)

He sido buena. Todo el año. Muy buena. Y además estoy buena. Por eso los reyes se han comportado como tales y me dejaron una ofrenda en la mesilla para que me comprase algo bonito. Lo sé, suena fatal, pero es una forma de hablar.
El caso es que decidí afrontar el primer día después de las horrorosas fiestas navideñas de la forma que más nos gusta a algunas (y a algunos, que raritos también los hay), es decir, gastando dinero en trapitos, zapatos y sobre todo bolsos!!!! que me encantan.
Sigo: pues me lancé a la calle dispuesta a traerme a casa todo lo que cupiera en el maletero del coche y todo lo que diera de sí mi presente navideño.
Pertrechada bajo mil capas de chaquetas, bufanda de tres vueltas, guantes, gorro y camiseta interior de cuello alto, así daba comienzo mi penar por las "rebajas de enero".

1º: había más gente en el parking del centro comercial que en la manifestación de la familia cristiana (es una ironía, joder). Tardamos más de tres cuartos de hora en aparcar.

2º: días antes de comenzar las rebajas ya me había recorrido un par de tiendas interesantes, ojeando piezas de valor suficiente para colgar de mi nunca suficientemente valorada percha. El caso es que el día de reyes, las puñeteras dependientas han debido hacer horas extra cambiando todo el género y sacando toda la basura del trastero, porque ¡no había ni rastro de lo que dos días antes colgaba en las perchas! En su lugar había stocks de otras temporadas, tallas mínima o tallas enormes (aunque sorprenda viniendo de mí, júrolo: eran enoooormes). Odié instantáneamente a todas las dependientas del mundo que ya se podrían haber quedado en casa comiendo roscón con sus retoños en lugar de lavar la cara al contenido del establecimiento.

3º: después de tres horas dando vueltas con la esperanza de encontrar algo medianamente digno para consolarme del fracaso, sólamente pude conseguir un puto foulard. Eso sí: divino, pero me costó un riñón.

4º: sacar el coche del parking fue tribulación más terrible y complicada que sacar una muela a un iburón sin anestesia. Todo el mundos los habitantes de Vallecas y alrededores, y digo bien; TODOS, estaban concentrados en el aparcamiento del centro comercial: coches haciendo cola para entrar, parados en doble fila frente a otros que intentaban maniobrar para sacar su coche y largarse de allí; gente empujando sus carritos de compra, carritos de bebé, abuelas y señores con bigote a riesgo de morir atropellados; guardas de seguridad, de tráfico, chorizos, aparcas, gorrillas y zorrillas, gitanos haciendo negocio, niñatos con el loro del coche a toda leche, vecinos que se encuentran y se saludan, el del cupón de la ONCE berreando "Dos iguales...", uno meando a un coche y el dueño amenazándole con salir y partirle el alma, camellos, putas, el frutero ligando con el de la zapatería...

Como véis me dió tiempo a alucinar con esta galería de monstruos.
Y yo con mi foulard en su bolsita, sentada en el coche fumando con la ventanilla bajada, con un frío del carajo, mirando con odio a los que pasaban con el carrito de las narices cargado hasta arriba rozándome los laterales del coche y pensando lo bien que estaría en casita acabándome los langostinos cocidos sobrantes de la última quedada navideña...

Y va y se pone a nevar! alucinante! ahora todos corrían más rápido a refugiarse e intentar largarse a casa, y todos los que andaban de compras salieron a la calle a ver nevaaaaaar con cara de gilipollas. ¡Qué bonito ni qué hostia!
Vaya odisea recorrer los ciento cincuenta metros que separan la entrada del aparcamiento del C.C. la Gavia de la Avenida de las Suertes, qué ironía: suertes. Perra suerte la mía.

En fin, que no vuelvo a salir de rebajas navideñas, me guardo la pasta para las de verano, que al menos en el H&M ponen el aire acondicionado y no se está tan mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya que estas aquí, podrías decirme que te parece todo esto! Vuelve pronto! Un saludo,
Mme. Butterfly.